Ciudad Magazine

Notas Top

Gimena Accardi contó su violenta venganza contra su primer novio: "Es horrible; que el universo me perdone"

La actriz recordó con remordimiento en PH un fuerte episodio que protagonizó con un ex. Video.

Gimena Accardi recordó su violenta venganza contra su primer novio: "Le rayé el auto de lado a lado"

Gimena Accardi fue una de las invitadas del regreso de PH, Podemos Hablar, el ciclo de Andy Kusnetzoff por la pantalla de Telefe. En la ya clásica sección Punto de encuentro, la actriz dio un paso al frente cuando el conductor convocó a quienes fueran “vengativos”.

"Yo no soy memoriosa ni rencorosa, nada, porque encima tengo cero memoria, con lo cual si me hiciste algo me lo olvido. Pero tengo una historia de venganza con mi primer novio, Alejandro. Él para mí era todo, yo me iba a casar y tener hijos…", comenzó Gimena.

"Estuvimos saliendo dos años y me dejó medio de un día para el otro. Yo tenía 16 y él. 19. Lo llamaba, lo iba a buscar. ¿Viste cuando ya no te importa nada? La dignidad por el piso, yo quería volver".

"Estuvimos saliendo dos años y me dejó medio de un día para el otro. Yo, con el corazón desgarrado, no me la veía venir. Le preguntaba qué había pasado a sus amigos, porque teníamos amigos en común, fue como un baldazo de agua. Lo llamaba, lo iba a buscar, lo esperaba a la salida, en todos lados… ¿Viste cuando ya no te importa nada? La dignidad por el piso, yo quería volver", continuó la actriz, actualmente casada con Nicolás Vázquez.

"Coincidí en un boliche y me dijo '¡basta, nena, cortala'. Cuando salgo a la calle veo su auto estacionado. Saqué mi llave, y, ay, perdón, no lo hagan en sus casas… Pero qué alivio: se lo rayé de lado a lado".

"Un día coincidí en un boliche donde estaba él. Dije: 'Bueno, es mi última oportunidad, la última vez que me acerco a rogarle para que vuelva'. Me dijo '¡basta, nena, cortala'. Así que agarré a mi amiga y cuando salgo a la calle veo su auto estacionado y dije: 'Que el universo me perdone'. Saqué mi llave, y, ay, perdón, no lo hagan en sus casas… Pero qué alivio", agregó, entre risas.

"Se lo rayé de lado a lado y me fui. Y no lo molesté nunca más, me olvidé de él, y fue un alivio tan grande… Es una estupidez lo que estoy diciendo, no hay que hacerlo, porque es horrible. Él se enteró, creo una vez que lo conté en una radio y lo llamaron en vivo, todo. Y me dijo: 'Ah, ¿fuiste vos? Me salió no sé cuánto el arreglo'. Él salió del boliche y se encontró con el auto todo rayado. Pero yo necesité vengarme en ese momento. Para mí fue como un antes y un después en mi vida, una bisagra. Después nunca más, soy cero vengativa, cero rencorosa y me olvido de todo", concluyó Accardi.