Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Georgina Barbarossa aseguró que recibió una tierna señal de su mamá: "Me vino a visitar en forma de mariposa"

La actriz también remarcó que extraña muchísimo a Susana, que falleció el año pasado a los 91 años.

La actriz remarcó que extraña todos los días a su mamá.
La actriz remarcó que extraña todos los días a su mamá.

Feliz por lo bien que le va en MasterChef Celebrity 2 (Telefe), así se muestra Georgina Barbarossa cada vez que reflexiona sobre su presente pleno. Más allá de su entusiasmo, la actriz no se olvida de recordar a diario a una de las personas que más extraña: su mamá Susana, que falleció el año pasado a los 91 años.

La participante del reality de cocina remarcó que siente cerca a su madre. De hecho, recibió una tierna señal de su parte. "El otro día entró una mariposa a casa, se quedó horas en el balcón y luego se metió a dar vueltas en mi habitación. Dicen que cuando entra una mariposa o un colibrí, son almas que te vienen a visitar. Estoy convencida de que era ella", reveló en diálogo con la revista Pronto.

"El otro día entró una mariposa a casa, se quedó horas en el balcón y luego se metió a dar vueltas en mi habitación. Estoy convencida de que era ella"

Además, remarcó que la extraña mucho todos los días: "Me hace mucha falta. Por momentos, regreso a casa y pienso que le voy a decir algo. O estoy pendiente del teléfono pensando en ella. Después me doy cuenta de que siempre estaba con el celular pendiente de que ella me llamara. No es que los chicos me llaman todo el tiempo, aparte ellos son varones y están grandes; el teléfono era por si le pasaba algo a mamá".

Y se despidió remarcando que en certamen de cocina también siente que recibió señales de su parte. "Creo que estaría orgullosa viéndome en MasterChef Celebrity. Creo que muchas cosas que me pasaron en el programa no fueron casualidad, sino que algo tuvo que ver mi vieja. Me tocaron platos como una paella que me remitió directo a ella o me pasó que estaba cocinando, me faltaba el vinagre blanco y dije: 'Ay, vieja, por favor'. Y de repente, apareció el vinagre para hacer un huevo poché. Son señales, sin dudas", cerró.