Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El fuerte relato de Laura Fidalgo sobre cómo sufrió el dengue: "No podía parar de gritar del dolor"

La bailarina dio detalles de cómo fue atravesar la enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti.

Laura Fidalgo dio detalles en Intrusos de cómo fue atravesar el dengue

Pese a que toda la atención está puesta en el coronavirus, en el país hay otra problemática que afecta directamente a la salud de las personas: el dengue. Y una de las famosas que dio a conocer lo que sufrió tras ser picada por el mosquito Aedes aegypti fue Laura Fidalgo.

La bailarina explicó en primera persona el cuadro que logró asustarla, incluso hasta pensar en lo peor: "El pico es al quinto o sexto día que sentís que morís, literal. Estás así durante tres días. Yo temblaba y gritaba, y mirá que tengo un umbral alto del dolor, pero sentía mucho dolor. Venía mi familia y me ponía paños de agua helada", detalló, en diálogo con Intrusos.

"El pico es al quinto o sexto día que sentís que morís, literal. Estás así durante tres días. Yo temblaba y gritaba, y mirá que tengo un umbral alto del dolor pero sentía mucho dolor".

"Mañana me hacen por quinta vez una extracción de sangre para ver como dan las plaquetas porque te las destruye", agregó, previo a destacar la suerte que tuvo de contar con una obra social que le permitió que una enfermera ingrese a su casa para hacerle una extracción de sangre.

Luego, Laura explicó en profundidad las secuelas de esta enfermedad viral: "Yo voy por el día 15 y recién ayer pude estar un día entero afuera de la cama, pero anteayer no. Los médicos deberían difundir más sobre esta enfermedad. Al séptimo día te agarra una erupción en la piel que te dan ganas de sacarte la piel porque te pica mucho durante dos días".

"Ahora, de por vida, mi mejor amigo va a hacer el repelente. Lo voy a tener que usar de por vida porque si me vuelve picar, me puede afectar otros órganos".

"Hay que pasar el proceso porque solo podés tomar paracetamol y reliverán para las náuseas. Ahora, de por vida, mi mejor amigo va a hacer el repelente. Lo voy a tener que usar de por vida porque si me vuelve picar, me puede afectar otros órganos", cerró, feliz de poder haber vencido el cuadro.