Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fuerte declaración de Fede Bal, en medio de su lucha contra el cáncer: "Si muriera, me daría paz pensar que tuve una vida maravillosa"

El actor protagonizó la tapa de la revista Hola! Argentina y dio detalles de su cambio de vida, tras ser diagnosticado con la enfermedad.

Fuerte declaración de Fede Bal, en medio de su lucha contra el cáncer: Si muriera, me daría paz pensar en que tuve una vida maravillosa
Fuerte declaración de Fede Bal, en medio de su lucha contra el cáncer: Si muriera, me daría paz pensar en que tuve una vida maravillosa

A dos meses y medio de ser diagnosticado con cáncer en el intestino, Fede Bal (30) le está dando pelea a la enfermedad, en pleno aislamiento social por el coronavirus.

El actor y productor cumplió con la primera etapa de su tratamiento en el Instituto Alexander Fleming, tras concluir con las sesiones de rayos, pero sigue realizándose quimioterapia.

Enfocado en salud, Fede protagonizó la portada de la revista Hola! Argentina, habló de su actual batalla contra el cáncer e hizo fuertes declaraciones.

"Quiero vivir mil cosas más, me gustaría ser padre, formar una familia. Pero si muriera, me daría paz pensar en que tuve una vida maravillosa: no me privé de nada".

"Quiero vivir mil cosas más, me gustaría ser padre, formar una familia. Pero si muriera, me daría paz pensar en que tuve una vida maravillosa: no me privé de nada", reza un destacado de la íntima portada.

Y agregó: "A todos los que amo se los dije, pagué deudas, pedí perdón a algunas de mis ex y siempre trato de transmitir mensajes positivos".

El 15 de mayo, Carmen Barbieri dio detalles en Informados de todo del tratamiento médico que está realizando su hijo: "Fede terminó los rayos y sigue con la quimio un tiempo más. Los rayos lo estaban volteando, lo tenían muy dolorido y cansado, porque fueron 7 semanas, lo acribillaron. Los doctores del Fleming están haciendo lo posible para reducir los tumores del cáncer que tiene. Pero ahora tiene dos meses de descanso porque eso sigue actuando en el cuerpo. En dos meses se hará todos los estudios y veremos si Dios nos acompaña y guía las manos de los médicos para que no lo tengan que operar".