Fuerte cruce al aire entre Pallares y Sandra Junior: él la acusó de "farsante" y ella quiso abandonar el móvil en vivo

El periodista tuvo un ataque de honestidad brutal en Desayuno Americano cuando la presunta hija de Sandro confirmó que solicitará a la Justicia una tercera prueba de ADN.

El cruce entre Adrián Pallares y Sandra Junior que casi termina en escándalo

El dictamen de la Justicia, respecto de que Sandra Borda no es la hija biológica de Sandro, no conformó a la mediática y motivó un fuerte cruce con Adrián Pallares. En un móvil desde Miramar, la presunta heredera de Roberto Sánchez se indignó ante la honestidad brutal del periodista.

La tensión se sintió en el aire desde el comienzo de la entrevista, cuando el conductor afirmó que "el examen de ADN comprobó que vos no sos hija de Sandro". Al instante, la invitada replicó: "No, no comprobó nada. De la misma manera en que la noche anterior (al dictamen) me llamaron para decirme que dio positivo, y no me volví loca, cuando dio negativo por televisión, tampoco. Para hacer una mentira, hay que hacerla con prolijidad, si no, no. (…) No creo en el ADN por las irregularidades que hubo".

Adrián Pallares: "¿Vos seguís convencida de esto? Esto parece la lucha de dos mujeres, de tu odio por Olga Garaventa, de la bronca que Olga te debe tener a vos. Vos misma contaste que casi se trompearon el día que exhumaron el cuerpo de Sandro, que casi la cacheteaste, que se tironearon. Eso lo contaste vos".

Ante el pedido de precisiones de los panelistas, la mujer se explayó: "Por ejemplo, en el oficio decía que había cinco dientes, pero en el resultado habla de seis dientes. Sólo por decir, hay un diente de más. Respecto del tejido trasplantario, no sé, supongo que está bien que tomen muestras, que tiene que ser diferente al ADN encontrado en los huesos". Sin embargo, Pallares perdió la paciencia: "Personalmente nunca creí que pudieras ser hija de Sandro, estás en un momento de un fanatismo…".

Sandra Borda: "Yo la insulté, pero no quise pegarle ni nada. Estás hablando pavadas".

Rápida, Sandra lo chicaneó: "Pero cuando me veías, me decías que sí", al tiempo que le hacía el gesto de panqueque. Enojado, el periodista insistió: "Me parece que estás en un grado de fanatismo que hace perder credibilidad a todo lo que estás diciendo, sinceramente. Porque se te pregunta en concreto cuáles son las irregularidades y te lo tiene que contar Carla Czudnowsky. Te veo enojada, entiendo que por muchos años pensaste que eras, pero la Justicia ya te dijo dos veces que no".

Entonces, la morocha lo apuró: "Vos estás creyendo totalmente la otra versión". Sin vueltas, Pallares sentenció: "Yo no creo en la otra versión, simplemente no te creo a vos, que es distinto. No creo en lo que estás contando". Con furia contenida, la mujer se defendió: "¿Entonces para qué me invitás? Hay cosas que no puedo contar por pedido de mi abogada".

Pallares: "Si me decis que estoy hablando pavadas… Me corro de esto. Me parece que la señora es una farsante y siempre lo ha sido"

A lo que Adrián volvió a la carga: "¿Vos seguís convencida de esto? Esto parece la lucha de dos mujeres, de tu odio por Olga Garaventa, de la bronca que Olga te debe tener a vos. Vos misma contaste que casi se trompearon el día que exhumaron el cuerpo de Sandro, que casi la cacheteaste, que se tironearon. Eso lo contaste vos". Muy sorprendida, Sandra disparó: "Yo la insulté, pero no quise pegarle ni nada. Estás hablando pavadas".

Al final, Adrian Pallares se sintió ofendido y dio un paso al costado: "Si me decis que estoy hablando pavadas… Me corro de esto. Me parece que la señora es una farsante y siempre lo ha sido". La reacción de Sandra Borda fue abandonar el móvil, pero lograron convencerla de que se quede, ya sin la presencia de quien tildó de "muy irrespetuoso señor".