Flor Peña y Ramiro Ponce de León presentaron a Felipe en el living de Susana Giménez: "Le dijimos Lola los primeros tres meses de embarazo"

La actriz y el abogado estuvieron en el ciclo de la diva y revelaron los entretelones de la paternidad después de los 40. ¡El video!

Las ganas de Florencia Peña (43) y Ramiro Ponce de León (43) de ser papás juntos fueron inquebrantables. Y cuando los tratamientos de fertilización habían fracasado, la vida los sorprendió y concibieron a su bebé de forma natural e inesperada.

La actriz y el abogado civilista presentaron al pequeño Felipe, de apenas 44 días de vida, ante Susana Giménez y hablaron de su paternidad después de los 40. Además, confiaron una curiosidad: durante las primeras semanas de gestación, la actriz estaba convencida de que su bebé en camino era una nena: "Le dijimos Lola durante tres meses. Hasta que me llamó mi obstetra y me dijo 'vos no parás de hacer varones'. Le dije que tenía que haber un error, y él me dijo que el genético daba nene. Pero yo hasta no verle el pito no iba a convencerme, pero se lo vimos... y le pusimos Felipe".

"Son bebés con cólicos, porque miren lo que es la paradoja que yo, con tanta lola, no tengo leche. Entonces, no le doy la teta y toma mamadera. La leche en polvo les da bastantes cólicos. ¡No duerme de noche!".

Impactada por la ternura del niño, la diva destacó el parecido de Felipe con su papá, a lo que Peña bromeó: "Es igual a Ramiro. Si se va a parecer al padre, que se parezca en todo. Igual lo queremos regalar, ¡porque no duerme a la noche!". Luego, la conductora comparó a Felipe con Mirko, el hijo de Marley, y ahí Flor explicó el padecimiento por el llanto de las criaturas que comparte con su amigo famoso: "Son bebés con cólicos, porque miren lo que es la paradoja que yo, con tanta lola, no tengo leche. Entonces, no le doy la teta y toma mamadera. La leche en polvo les da bastantes cólicos. No duermen de noche, entonces, estamos por entregarlo hasta los 12 años, ja, ja".

En tono jocoso, Peña también se refirió a su residencia itinerante: "Estamos yendo y viniendo de Salta, porque es un quilombo nuestra vida. Es que con mis otros hijos se me complica; el de 15 no me quiere ver, pero el de 9 me necesita. (…) Hago un programa en el canal 9 de Salta, obras de teatro, porque sino me aburro. Pero mi profesión está acá, en Buenos Aires". En la misma tónica, y absolutamente enamorada de Ponce de León, la artista advirtió una "orden" que le da a su pareja: "No tiene que salir por Salta cuando yo no estoy, porque los varones con los hijos, levantan".

Al final, Florencia Peña y Ramiro Ponce de León admitieron sus deseos de casarse en 2019, tras cinco años en pareja.