Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Flavio Mendoza confesó que pensó en vender todo e irse del país: "De última, me pongo un parripollo"

Preocupado por no poder trabajar en pandemia, el productor consideró mudarse al exterior.

Flavio no descarta mudarse al exterior.
Flavio no descarta mudarse al exterior.

Pese a que presentó un protocolo sanitario para que se retome la actividad teatral en plena pandemia, Flavio Mendoza no lo logró. Después de mostrarse indignado con muchos de sus colegas que, según él, no se muestran empáticos y poco le importaría que el sector se reactivara, charló con Polino auténtico y manifestó su profunda preocupación.

"Esto me tiene las pelotas llenas. Tengo tanto que quiero escupir, que no lo hago porque tengo que controlarme y me va a perjudicar... Digo ‘basta, ¿hasta cuándo voy a aguantar?’. En el teatro, tengo solamente de luz 245.000 pesos mensuales. Funcione o no funcione. Hace más de 7 meses vengo pagando eso, aparte de millones de cosas más, sin que me hayan dado un centavo o me hayan dicho ‘no te preocupes, por lo menos no vas a tener que pagar los impuestos’. Yo ya cumplí con mi deber social de quedarme en mi casa, de aguantar, pero ¿cuál es la ayuda que me dan? No pido que me regalen nada. Yo tengo la necesidad de trabajar”, expresó.

"Esto me tiene las pelotas llenas. Tengo tanto que quiero escupir, que no lo hago porque tengo que controlarme y me va a perjudicar... Digo ‘basta, ¿hasta cuándo voy a aguantar?’. En el teatro, tengo solamente de luz 245.000 pesos mensuales. Funcione o no funcione".

Además, reveló que pensó en irse de la Argentina y que no descarta la idea de empezar de cero en el exterior. "Lamentablemente, pensé en irme del país. No es que me quiero ir porque no me gusta mi país pero llega un momento que te agota. Pensé ‘vendo todo lo que tengo, y me voy’. No es que voy a trabajar afuera de lo que hago porque va a tardar un montón pero, de última, me pondré un parripollo, no sé”, remarcó.

Antes de cerrar, manifestó su "bronca" por la decisión de que en Mar del Plata no haya temporada teatral y remarcó que la situación que se está viviendo en el país lo angustia, principalmente, por su hijo; teme por su bienestar y futuro.

"Lamentablemente, pensé en irme del país. No es que me quiero ir porque no me gusta mi país pero llega un momento que te agota. Pensé ‘vendo todo lo que tengo, y me voy’. No es que voy a trabajar afuera de lo que hago porque va a tardar un montón pero, de última, me pondré un parripollo, no sé”.

"Siento que la gente está muy quedada, muy callada. Hay un miedo a algo. El miedo no lleva a nada. Pero mi miedo es mi hijo, ¿qué país le estoy dejando? ¿Qué es lo que quiero para él? ¿El futuro que le queremos dejar a nuestros hijos cuál es?”, concluyó, preocupado.