Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Estremecedor relato de Julieta Prandi sobre su matrimonio con Claudio Contardi: "Tengo miedo por mis hijos"

La modelo habló a fondo sobre el padre de sus dos niños, a quien acusa de haberla sometida durante años.

Julieta Prandi habló sobre los padecimientos que vivió con Claudio Contardi.
Julieta Prandi habló sobre los padecimientos que vivió con Claudio Contardi.

Luego de que se conociera la noticia de que Julieta Prandi (38) denunció a su exmarido, Claudio Contardi (51) por violencia familiar, la modelo decidió hablar a fondo sobre el drama que vive junto a sus hijos Mateo (8) y Roco (4).

En diálogo con Teleshow, Prandi asegura que decidió presentar la denuncia luego de que su hijo mayor le contara que viven en la casa familiar con una mujer, Cinthia, que Julieta pensó que era la niñera y es la nueva pareja de Contardi. Además, relató que el niño comparte cuarto con la hija de ella de 12 años y que Roco duerme en la misma cama que el empresario y su novia.

Prandi acusa a su exmarido de poner a nombre de sus familiares propiedades de ella y cuenta con dolor diferentes situaciones de maltrato y sometimiento.

"Él me decía que sin él no iba a poder: ‘Ya estás vieja, vos qué vas a hacer sin mí... si no servís para nada’, me gritaba. Me llegó a decir que si fuese un hombre, no me hubiese dejado un solo hueso sano".

“Mi ex se refiere a mi como ‘la yegua’, ‘la putita’ o ‘la tilinga’. Y así hace que Mateo me llame así (…) Empezó a jugar este juego de hacer lo que siente que complace a su papá porque le tiene miedo. Después, en otro juego macabro, el padre le estaba enseñando que si algún día le tocara hablar con el juez, él tenía que decir que yo le pego. Me enteré de todo esto hace una semana más o menos. Por eso hice la denuncia de violencia familiar”, asegura Prandi en la entrevista.

Sobre la personalidad de su ex, Julieta afirma: “Él siempre fue una persona muy celosa, muy controladora, muy posesiva. No me dejaba actuar. Era una persona que me llevaba y me traía, no me dejaba manejar, controlaba mis tiempos, controlaba mis horarios (…) Me llevó a vivir a Escobar y mi casa se terminó de convertir en mi cárcel”.

En un fragmento de la entrevista, cuenta: “Él me decía que sin él no iba a poder: ‘Ya estás vieja, vos qué vas a hacer sin mí... si no servís para nada’, me gritaba. En el último tiempo, cuando discutíamos, me llegó a decir que si fuese un hombre, no me hubiese dejado un solo hueso sano. Y el último día yo desesperada le dije: ‘Vos sos un hijo de puta y nunca me voy a olvidar lo que me dijiste’, y él me respondió que yo no iba a cumplir más años, que iba a recibir una corona. Esa fue como la frase que terminó de aterrarme y que está en mi demanda de divorcio”.

"Él siempre fue una persona muy celosa, muy controladora, muy posesiva. No me dejaba actuar. Era una persona que me llevaba y me traía, no me dejaba manejar, controlaba mis tiempos, controlaba mis horarios"

En la nota con el sitio de Infobae, la modelo detalla un violento episodio que tuvo lugar cuando ella tenía que viajar a Pinamar para un desfile y su ex le pedía que volviera el mismo día en remis: “Nunca me llegó a pegar. Me gritaba pegado a mi cara (…) En un momento me encierro en el baño y me sigue gritando afuera, empieza a patear la puerta y la rompe a patadas. Mis hijos estaban allí escuchando todo. Entonces pensé que lo mejor era volverme, porque tuve miedo por mis hijos. Él había roto la puerta a patadas, todo era muy violento...”.

Julieta explicó que su objetivo hoy es cuidar a sus hijos: “Yo a Mateo lo veo hoy y me veo a mi el año pasado: asustada, angustiada, con miedo, siendo un títere de alguien. Así viví mucho tiempo. Y hoy siento que es Mateo la víctima. Cuando yo estaba en mi casa y entraba él, me faltaba el aire. Siento que eso está pasando Mateo. Yo ya tuve miedo por mí, pero hoy no. Hoy tengo miedo por mis hijos”.