Eduardo Feinmann, tras el escándalo en Radio 10 con Beto Casella y Leonardo Greco: "¡Cómo voy a tener celos de un ser decadente y de un fracasado!"

El periodista habló con Ciudad.com luego de la discusión con el conductor de Seguimos de 10, con quien comparte aire.

Feinmann, contra Greco, tras el escándalo de Radio 10

El jueves por la mañana Radio 10 fue un verdadero hervidero. La pregunta de un oyente de Bien levantado desató una polémica de consecuencias insospechadas. "¿Por qué Eduardo Feinmann chicanea tanto a Leonardo Greco, y Leonardo no le dice nada? ¿Tanto poder tiene Eduardo en la radio?", decía el mensaje que disparó el escándalo. El primero en contestar fue Beto: "No sé, no le contesta nadie. La otra vez hablábamos de Fermín, la película de Gastón Pauls con Héctor Alterio, en la que Alterio está en un neuropsiquiátrico y habla solamente con frases de tango. Y Feinmann anda por los pasillos diciendo 'cuando teníamos muchísimo rating…'. Habla de eso todo el día, está enganchado ahí como el loco Fermín en el neuropsiquiátrico. ¡No te rías, Greco! Un día de estos lo sacamos a la fuerza a Feinmann, lo sacamos a la puerta y le decimos que se quedé ahí. Está enojado todo el día…".

Fue ahí que el conductor de Seguimos de 10 se explayó: "Yo contesto a quien tiene entidad, no escucho llover. Las veces que le han contestado, lo han puteado. Yo me acuerdo que lo puteaban en cable. ¿Quién me saca del frente? Nadie. Es un problema personal que tiene que solucionar con un psicólogo, él fue mi movilero en el ’87 y hoy sigue secundando el lugar que yo ocupo. Y gané un Martín Fierro por ese trabajo. Te lo contesto a vos, Beto, porque me lo preguntás y tenés entidad".

Horas más tarde, en el programa que justamente comparten Greco y Feinamnn, el periodista de C5N encaró sin vueltas al conductor: "Te quiero aclarar a vos, Greco. Espero que me escuches y me mires a la cara, y que no te hagas el idiota. Yo no necesito ningún psicólogo. ¿De acuerdo? Te lo digo a vos y a Beto Casella. Creo que en un momento vos dijiste que fui tu movilero en el año 1987 y 1988 y que te ganaste un Martín Fierro. Yo no fui tu movilero porque yo entré en radio Del Plata en el año 1989. Y sí, fui el movilero de un grande, de Santo Biassati, no tuyo. Y yo no tengo nada personal con vos, absolutamente nada". En ese momento, la música interrumpió el descargo de Feinmann, quien luego habló sin pruritos con Ciudad.com.

-¿Cómo tomaste la supuesta suspensión por 15 días por parte de la radio?

-Nadie me notificó nada, eh. Yo leí una cuenta de Twitter de Indalo Media, pero no sé si es verdadera o falsa. Sé que la noticia está dando vueltas por Internet, pero a mí ni las autoridades de la radio ni las del canal no me comunicaron nada.

-¿Te retiraste de la radio con normalidad?

-Por supuesto. A la tarde voy a trabajar al canal como todos los días, y mañana a la radio, hasta que alguien me diga que estoy suspendido. Yo no recibí una carta documento, un telegrama ni una notificación fehaciente, como ocurre con cualquier trabajador en cualquier empresa.

"Imagino que Beto Casella tendrá que pedirle perdón a los oyentes y Greco también, por lo que dijeron de mí. Me imagino, qué se yo. No lo sé, son cosas de pendeviejo caliente, Casella es un pendeviejo decadente que tiene un mal circo con seis payasos, en la tele y en la radio".

-Más allá de la carta documento, que quizá no hicieron a tiempo a redactarla, enviarla al correo y que te llegue a tu casa, ¿tampoco hablaron con vos desde el departamento de recursos humanos?

-Yo creo que Twitter no es un medio serio para una notificación laboral. Si realmente han decidido suspenderme, no fue fehacientemente. Yo soy muy legalista, el problema es ése, porque soy abogado. Más allá de periodista, soy abogado. Tampoco hubo comunicación vía mail y telefónica, ni nada. Por lo menos por ahora (jueves a las 15 horas), no existió nada.

-¿Cómo te sentís después de haber tenido ese entredicho con Leonardo Greco por los comentarios que hizo con Beto Casella?

-A ver… Lo de Beto Casella no es nuevo. Sinceramente, él tiene una inquina personal conmigo, creo que es una cuestión ideológica… no lo sé. Yo digo que discutir con un imbécil es como montar una bicicleta fija, que te cansás, sudás, pero al final no llegás a ningún lado. La única diferencia que tenemos con Casella es que él cree que es muy inteligente y yo creo que es un gran pelotudo. Pero es solamente esa diferencia que tengo con él. A ver, pienso que es un cartonero de la tele, que es un primate, pero son cuestiones de hace tiempo. Además, considero que él apenas puede conducir un karting, porque le queda grande la Ferrari. A Greco también le quedó grande la Ferrari. Yo conduje el programa de la segunda mañana de marzo a diciembre de 2014, lo tomé con 12 puntos de share y lo dejé con casi 19 puntos. En lo poco que va del año, Leonardo Greco de 9 a 13 ya está haciendo 12 puntos otra vez. Así que imaginate, es un fracasado y un inútil.

-Sostenés que Beto Casella se cree inteligente, y vos decís que es un pel… Ahora, vos, de vos mismo, ¿qué pensás?

-Nah, soy un periodista. Simplemente eso. Ni inteligente, ni pelotudo.

"¿Qué resquemor y celos? ¡Cero, cero! Si conduzco hace ocho años uno de los noticieros más influyentes y vistos del país. ¿Cuál es el resquemor y el celo? ¡Cero! No me gusta que hablen mal de mí. Si me injurian y me calumnian, voy a contestar. De eso se trata. Yo no puedo tener celos de un primate, de alguien decadente como Beto Casella. ¿Cómo voy a tener celos de ese ser decadente? De ninguna manera. Yo me fijo en grandes de la radio y la televisión, no en un Beto Casella o en un Leonardo Greco, que es un fracasado. Lo único que hizo Greco fue ponerle la voz a Pelín en La ola está de fiesta. Y mientras él hablaba con Pluto y Mickey (en El Mundo de Disney), yo hacía periodismo político en el país. Así que cómo voy a envidiar eso, por favor. Al contrario".

-En su momento se habían reconciliado con Beto…

-Él me vino a pedir disculpas, fue el 31 de octubre del año pasado. Pero a partir de ese momento volvió a hacer otra vez muchos informes injuriosos y calumniosos en Bendita. Y yo esas cosas no me las banco.

-¿Es verdad que hoy casi llegan a los golpes de puño con Greco?

-No, nada que ver. No es mi forma, yo hablo cara a cara. Eso me parece de primate, la ley de la selva, no es mi forma ni mi estilo. Yo soluciono las cosas hablando.

-¿Creés que es posible hacer las paces como caballeros con Leonardo Greco?

-Es que él me mandó al psicólogo el jueves en el programa con Beto Casella, o que estuviera en un psiquiátrico. ¿Por qué tengo que soportar yo eso al aire? ¿Por qué no puedo yo decirle en caliente lo que le dije? Que es cierto, no fue ninguna ofensa. Fue un simple intercambio de opiniones e informaciones. Yo no ofendí a nadie hoy al aire, sólo le pedí a Greco que no se haga el idiota y me mire a los ojos. Si escuchan el audio, no ofendí a nadie.

-¿Pensás que deberías pedirle disculpas a la audiencia, a los oyentes o a la empresa?

-Imagino que Beto Casella tendrá que pedirle perdón a los oyentes y Greco también, por lo que dijeron de mí. Me imagino, qué se yo. No lo sé, son cosas de pendeviejo caliente, Casella es un pendeviejo decadente que tiene un mal circo con seis payasos, en la tele y en la radio.

-Cualquiera que te lea podría pensar que estás celoso o con resquemores porque tanto Casella como Greco conducen programas en horarios centrales de la radio, y vos no…

-Disculpame. ¿Qué resquemor y celos? Conduzco uno de los noticieros más vistos de la Argentina, tres horas por día. ¿Qué resquemor y celos? ¡Cero, cero! Si conduzco hace ocho años uno de los noticieros más influyentes y vistos del país. ¿Cuál es el resquemor y el celo? ¡Cero! No me gusta que hablen mal de mí. Si me injurian y me calumnian, voy a contestar. De eso se trata. Yo no puedo tener celos de un primate, de alguien decadente como Beto Casella. ¿Cómo voy a tener celos de ese ser decadente? De ninguna manera. Yo me fijo en grandes de la radio y la televisión, no en un Beto Casella o en un Leonardo Greco, que es un fracasado. Lo único que hizo Greco fue ponerle la voz a Pelín en La ola está de fiesta. Y mientras él hablaba con Pluto y Mickey (en El Mundo de Disney), yo hacía periodismo político en el país. Así que cómo voy a envidiar eso, por favor. Al contrario.

-Como abogado que sos, de confirmarse la suspensión formalmente, ¿qué acción vas a tomar?

-Acataré. Yo no voy a tomar ni el canal ni la radio. Acataré la suspensión como un señorito inglés, como corresponde.

-Creés que cuando vuelvas a trabajar y te cruces con Casella o Greco, ¿podría volver a producirse otro hecho igual de desagradable para la audiencia?

-No sé si Beto Casella y Leonardo Greco van a volver a hablar, no tengo idea. O sea, lo desagradable para con la audiencia fue lo de ellos. Lo que pasa es que la audiencia de Radio 10 no está acostumbrada a los Casella, los Greco, los Paoloski. La verdad que la audiencia de Radio 10 es otra cosa.

-Se especuló con que tal vez protagonizabas estos escándalos porque estaban tentándote de otros medios, ¿cuál es tu relación contractual con Radio 10?

-De hecho, a fin del año pasado hubo contactos de otros medios para que vaya a trabajar, y los rechacé a todos porque tengo puesta la camiseta del Grupo Índalo, hasta que me digan que me la saque. El día que me digan que me la saque, me voy. Mientras tanto, tengo la camiseta puesta y la transpiro; y lo que hago es tener la mejor información para que el medio se luzca; hacer los mejores programas de radio y televisión para que sigan teniendo influencia. Reitero, soy un profesional, tengo puesta esta camiseta hace 18 años en la radio y 8 en el canal, la transpiro, me gusta, la defiendo, hasta que me digan que me saque la camiseta. Yo no me la voy a sacar.

-¿Cuándo vence tu contrato?

-El 31 de diciembre de 2015.