El duro testimonio de Romina Pereiro: "Perdí cuatro embarazos antes de que me diagnosticaran trombofilia"

La actual pareja de Jorge Rial habló de su dolorosa experiencia y pidió por la aprobación de la ley que trata el trastorno en la coagulación sanguínea.

El duro testimonio de Romina Pereiro: "Perdí cuatro embarazos"

Un diagnóstico en común y la pérdida de embarazos unió a María Fernanda Callejón, Laura "Panam" Franco, Florencia Peña y Romina Pereiro (37) en el Congreso de la Nación para pedir por la ley que trata la trombofilia. Además de presentar una muestra fotográfica alusiva a la silenciosa problemática que afecta a muchas mujeres. 

En ese sensible marco, la actual pareja de Jorge Rial (56) expuso sus dolorosas vivencias, hasta que finalmente un médico le detectó trombofilia. "Yo perdí cuatro embarazos, casi siempre en la semana diez y no tenía ningún tipo de diagnóstico. Los médicos me decían 'será que estás muy nerviosa’, ‘pensá en otra cosa'. Me estudiaban y no me encontraban nada. Pero a mí no me cerraba ni ahí el 'pensá en otra cosa'. ¿Por qué? Si yo quiero ser madre”, dijo Romina, ante el micrófono de Intrusos.  

"Yo perdí cuatro embarazos, casi siempre en la semana diez. Me estudiaban y no me encontraban nada, hasta que un médico me pidió el análisis de la trombofilia".

Una vez diagnosticada, contó cómo trató sus posteriores embarazos para que llegaran a término: la nutricionista tiene dos hijas, Violeta (4) y Ema (6). "Yo empecé hace diez años con las pérdidas de los embarazos. Entonces, comencé a visitar médicos hasta que llegué a uno que me recomendó que me hiciera un análisis de trombofilia, que es un análisis de sangre, nada más. Enseguida me dieron el diagnóstico, que te lleva a hacer un tratamiento durante el embarazo, que es aplicarte heparina. Son inyecciones que te aplicás durante todo el embarazo. Porque la trombofilia es un trastorno en la coagulación de la sangre, que hace que se formen coágulos que obstruyen las arterías. Eso hace que los bebitos no reciban el oxígeno ni la alimentación que necesitan, y por eso se pierden. Hay abortos espontáneos y muertes intrauterinas. Pero cuando me dieron el diagnóstico pude tener a mis dos hijas sin problemas", relató Pereiro, tratando de ayudar con su caso a otras mujeres. 

"Sabía que en algún momento iba a ser mamá... Pero es terrible, porque todo pasa por el cuerpo".

Escuchando su descargo, Adrián Pallares le preguntó: "¿Se te pasó por la cabeza esto de 'nunca voy a poder ser mamá'?”. Y Romina respondió: "Sabés que eso no me lo planteé nunca. Yo sabía que en algún momento iba a ser mamá. Pero sí es terrible porque todo pasa por el cuerpo, las pérdidas de los embarazos y la búsqueda del embarazo que no llega. Es una cuestión muy física, emocional, de pérdidas constantes y de no tener respuestas en ese momento. Uno pone el cuerpo y los sentimientos... Pero en algún lugar el deseo es más fuerte. Hacés esos duelos y salís adelante".