Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El duro testimonio de Penélope Cruz sobre la maternidad y sus presiones: "No me estaba respetando ni cuidando a mí misma"

La actriz española participó en una entrevista pública junto a su colega Gwyneth Paltrow y se sinceró sobre su experiencia al convertirse en madre.

La actriz española relató cómo vivió su maternidad y no se calló nada.
La actriz española relató cómo vivió su maternidad y no se calló nada.

La maternidad real dista mucho de esa imagen idealizada que se reproduce y suele circular en los medios desde hace años. 

Y esa construcción cultural de "madre perfecta" pesa sobre todas las mujeres, incluso sobre las celebridades del espectáculo, como Penélope Cruz (45), que por estos días participó junto a Gwyneth Paltrow (46) en una entrevista pública en la que abrió su corazón y contó las duras presiones a las que se sometió cuando tuvo a su primogénito.

El duro testimonio de Penélope Cruz sobre la maternidad y sus presiones: "No me estaba respetando ni cuidando a mí misma"

"Me di cuenta de la cantidad de cuentos de hadas, películas y mensajes de la sociedad que me han llegado por la forma en que salí del hospital la primera vez y la manera en que lo hice la segunda. Éramos dos mujeres diferentes", dijo Cruz, que tiene dos hijos con el actor español Javier Bardem.

El duro testimonio de Penélope Cruz sobre la maternidad y sus presiones: "No me estaba respetando ni cuidando a mí misma"

"La primera vez me obligué a mí misma a ser una superwoman, empeñada en dar a luz de forma natural y doce horas después dejar el hospital en tacones. Ahora echo la vista atrás y me pregunto, '¿Quién te pidió que hicieras eso? ¿Quién te pidió que no delegaras, que sintieras que tenías que hacerlo todo por tí misma las 24 horas del día y te olvidaras de cuidarte?'", contó. 

"La primera vez me obligué a mí misma a ser una superwoman, empeñada en dar a luz de forma natural y doce horas después dejar el hospital en tacones. Ahora echo la vista atrás y me pregunto,´¿Quién te pidió que no delegaras y te olvidaras de cuidarte?'".
Y siguió: "Y esto no tiene nada que ver con el feminismo. Haciendo eso no me estaba respetando ni cuidando a mí misma". 

Según comentó, su actitud entre el primer parto y el segundo cambió porque, después de mucha reflexión, reordenó sus prioridades: "Con el segundo decidí que iba a estar tres días en el hospital. Estaba en la cama con el bebé y venían mi hijo y mi marido, que me ayudó mucho".

"Y esto no tiene nada que ver con el feminismo. Haciendo eso no me estaba respetando ni cuidando a mí misma".

"Necesitas darte cuenta de que necesitas comer, dormir y darte una ducha", agregó la actriz, contundente, que fue muy aplaudida por los asistentes.

 

 

¡Suscribite al newsletter de Ciudad! Y recibí las últimas noticias del espectáculo en tu mail.

¡Click Aquí!