Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El drama de Barbie Simons por la salud de su pareja, en terapia intensiva con covid: "Tiene una infección feroz"

La periodista relató a Ciudad el mal momento de Maximiliano Klevelich, quien además padece neumonía bilateral. "Estuvo 10 días sin pararse de la cama, literalmente".

Barbie Simons de la salud de su pareja, en terapia intensiva con Covid: Por lo menos está con vida y más tranquilo
Barbie Simons de la salud de su pareja, en terapia intensiva con Covid: Por lo menos está con vida y más tranquilo

La salud de Maximiliano Klevelich (45) es un asunto que tiene en vilo a Barbie Simons (39) desde hace bastante tiempo, y que se profundizó en las últimas semanas. Hace dos meses, la periodista viajó a Estados Unidos para estar presente en Miami cuando su pareja se sometió a una operación que fue un éxito.

Sin embargo, en plena recuperación, hace dos semanas Barbie dio positivo de covid al igual que el empresario automotor, razón por la cual él está desde ese momento internado en terapia intensiva. Ya dada de alta y de vuelta al ruedo en noticiero matinal de C5N, Simons habló de su salud y la de Klevelich en una nota para Ciudad.

"Está en terapia intensiva con una cánula de alto flujo que le suministra oxigeno, cosa que es imposible por sus propios medios. Tiene una neumonía bilateral, una infección feroz que atacó sus pulmones”.

“Yo transité sola en mi casa sin mayores síntomas más que los típicos. En cambio, Maxi, mi novio, estuvo y está todavía delicado. Sigue en terapia intensiva, hace 14 días que está ahí. Él es paciente de riesgo y venía de una operación en septiembre por complicaciones que tuvo de algo que padece… No corresponde que diga qué porque es algo íntimo de él. Esa fue la razón por la que viajé a Miami, y tan pronto le dieron el alta en Miami vino a Argentina para continuar con el tratamiento, hacerse estudios médicos”, arrancó en un relato franco ante este sitio.

“Hicimos varias visitas a médicos y no sabemos dónde nos contagiamos, no estuvimos con gente que hubiera tenido covid, hasta donde sabemos. Solo estuvimos con el núcleo más cercano de familia y amigos, y nadie tuvo. Podemos suponer que quizá nos lo agarramos en algunos de los hospitales que visitamos, porque fuimos como a seis en cinco días, aprovechando para ver médicos que traten su tema de salud, y pasó esto”, explicó.

"Hubo una mejoría en estos dos días, porque a pesar de que sigue delicado y es paciente de peligro, los kinesiologos lo pararon y lo pudieron llevar hasta el baño a bañarse, asistido con un prolongador de oxígeno".

Entonces, la panelista de Hay que ver precisó: “Primero tuvo una internación de dos días en el Finochietto ya con el covid positivo, mientras estaba aislada en casa lo mandaron a continuar con el aislamiento conmigo porque yo ya me sentía bien. Y a los dos empeoró, siguió con la fiebre y los síntomas que hizo que esté ahora internado en el sanatorio de Los Arcos, bajo la supervisión del doctor Lantos, quien dijo que había que internarlo de inmediato. Está en terapia intensiva con una cánula de alto flujo que le suministra oxigeno, cosa que es imposible por sus propios medios. Tiene una neumonía bilateral, una infección feroz que atacó sus pulmones. Estuvo 10 días sin pararse de la cama, literalmente”.

“Empezaron con antibióticos pero no funcionó porque estaba en una instancia que no le hicieron efecto. Pero hubo una mejoría en estos dos días, porque a pesar de que sigue delicado y es paciente de peligro, los kinesiólogos lo pararon y lo pudieron llevar hasta el baño a bañarse, asistido con un prolongador de oxígeno. El hecho de que se haya levantado, comido y que responda al tratamiento de corticoides, que hace desde hace diez días, es una buena señal", afirmó esperanzada.

"Yo retomé la actividad para tener la cabeza un poco ocupada y distraerme un poco porque fueron semanas de mucha angustia”.

“Entiendo que la recuperación puede llegar a ser muy lenta, pero hoy por lo menos está con vida y un poco más tranquilo. Yo retomé la actividad para tener la cabeza un poco ocupada y distraerme un poco, porque fueron semanas de mucha angustia”, se sinceró Barbie.

Por último, Barbie Simons aclaró por qué en su momento no quiso hablar sobre su salud o la de Maximiliano Klevelich: “Él tiene dos hijos chiquitos en Miami, de 9 y 12 años. Los primeros días preferí no hacer pública mi enfermedad porque me siguen en las redes sociales, tenemos una buena relación. No quería preocuparlos a la distancia, porque saben que su papá es paciente de riesgo. Pero cuando Maxi ya quedó en terapia intensiva, la madre de los chicos se ocupó de contarles. Yo desde acá y por supuesto su madre estamos conteniendo a los hijos de Maxi, junto con toda su familia”.