Dmitry Vasin y Sagdiana Khamzina, la pareja rusa campeona del Mundial de Tango en la categoría escenario

Dmitry Vasin y Sagdiana Khamzina, la pareja rusa campeona del Mundial de Tango en la categoría escenario. (Foto: AP)
Dmitry Vasin y Sagdiana Khamzina, la pareja rusa campeona del Mundial de Tango en la categoría escenario. (Foto: AP)

El Mundial de Tango 2018 dejó bien demostrado que el compás del dos por cuatro no tiene fronteras luego de que una pareja rusa se proclamara campeona de la categoría escenario, donde el jurado valora especialmente la destreza de los bailarines.

Dmitry Vasin y Sagdiana Khamzina, oriundos de Moscú y también pareja fuera de las tablas, se impusieron el miércoles por la noche en el estadio Luna Park de Buenos Aires a otras 19 duplas provenientes de Italia, Colombia, Paraguay y Argentina. En el segundo puesto quedaron los colombianos Valentín Arias Delgado y Diana Franco Durango

El premio para los vencedores consiste en 80.000 pesos (unos 2.600 dólares), dos pasajes a Madrid y una gira a Japón. La pareja, que ha competido en el mundial tanguero varias veces, también fue la que recibió más votos del público en internet. 

"Vivimos juntos y nos enamoramos con el tango", dijo la bailarina rusa, visiblemente emocionada. Según la pareja, el tango en Rusia es cada vez más popular y un número creciente de bailarines de ese país compiten en el mundial. 

Las reglas de la categoría escenario establecen que los bailarines pueden utilizar movimientos y figuras que no refieran directamente al tango tradicional, aunque no pueden faltar en la coreografía las figuras clásicas como los ochos, los giros, las caminatas largas, los voleos, los ganchos y el "abrazo milonguero". 

El martes los argentinos José Luis Salvio y Carla Rossi se proclamaron campeones de la categoría tango pista, donde desplegaron un baile íntimo y de pocas acrobacias. De acuerdo al reglamento de esa categoría, el cuerpo de uno de los integrantes de la pareja debe estar contenido en todo momento por el abrazo del otro y ambos deben trasladarse en sentido contrario al de las manecillas del reloj, sin retroceder.

Fuente: AP.