Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Divertida anécdota de Maglietti con su papá: llevó a arreglar su celular... ¡y había fotos prohibidas de ella!

La panelista reveló que su padre tuvo que pedirle la contraseña del dispositivo... ¡que tenía guardadas fotos hot!

Alejandra tenía fotos hot en el celular que su papá había mandado a arreglar.
Alejandra tenía fotos hot en el celular que su papá había mandado a arreglar.

Lejos de inhibirse, Alejandra Maglietti contó que practicó sexting en más de una oportunidad. Y aclaró que se refería a mandar fotos hot, bien subidas de tono, a través de plataformas digitales. Aunque no le genera temor que estas imágenes se difundan, sí vivió una incómoda situación por este material de alto voltaje que guardaba en su dispositivo móvil.

¿Qué pasó? Le pidió a su padre que le llevara a arreglar el celular y cuando el hombre le solicitó la clave para desbloquearlo se acordó de las fotos que se había olvidado de borrar... ¡Súper incómodo!

"Tenía un celular que no usaba porque se me quemó y dejó de funcionar. No se por qué se lo di a mi hermana. No sé cómo mi hermana se lo termina dando a mi viejo... Y mi papá lo mandó a arreglar...", comenzó contando la panelista en diálogo con Sexo a la Carta, el podcast de comida afrodisíaca conducido por el chef Rodrigo Cascón.

“Cuando empiecen a ver las fotos y una mina que aparece constantemente, no te digo que se mueran por saber qué hago yo, pero papá... No me acuerdo ni que tengo ahí adentro”.

“Un día me llama y me dice si le paso la clave de ese teléfono. Y le dije, no había manera de que le diera la clave para que lo arreglara en ningún lado. A lo que me contesta que lo registró a nombre de otro y que no me preocupara”, siguió contando.

“Cuando empiecen a ver las fotos y una mina aparezca constantemente... no te digo que se mueran por saber qué hago yo, pero papá... No me acuerdo ni qué tengo ahí adentro”, recuerda Alejandra que le había dicho a su padre, que una y otra vez le preguntaba por qué estaba tan preocupada.

"Te digo que no me acuerdo. Tratá de no arruinarle la vida a tu hija y no filtres las fotos, papá"”, fue la última frase que le dijo Alejandra. ¿Cómo terminó la historia? Su padre lo fue a buscar, prefirió que no lo arreglaran por las dudas y el celular todavía sigue sin funcionar.