Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

En su despedida del Súper Bailando, Piquín explicó por qué se va a vivir a España: "Por los violentos robos que sufrí no puedo dormir"

El bailarín reconoció que los hechos de inseguridad que vivió en los últimos años ayudaron en su decisión de irse del país. 

Hernán Piquín, a corazón abierto, en su última gala en el Súper Bailando y antes de irse a vivir a España

La despedida de Hernán Piquín del Súper Bailando fue tan emotiva como histórica. Previo a recibir un 10 de parte de todos los jurados (más un punto más que le subió cada miembro del BAR), o sea, un 33 (más el voto secreto), el participante habló de las razones que lo llevaron a dar un paso al costado del programa.

"Me voy a vivir a España, pero no va a ser por siempre. Voy a estar allá, hacer gira allá y voy a venir a hacer mi gira acá. Ahora me voy por pocos días, firmo unas cosas que tengo que firmar, vuelvo, sigo con mi gira hasta mediados de noviembre acá en Buenos Aires y después ya emprendo el viaje allá", contó el bailarín, emocionado.

"Es el día de hoy que no puedo dormir. Yo duermo cuando estoy de gira porque estoy en un hotel y tranquilo. Cuando estoy en mi casa, no puedo dormir, aunque me haya mudado. Llego a la noche a casa, estoy atento a todo y es feo".

Además, Piquín reconoció que los dos hechos de inseguridad que vivió (el primero en 2017, cuando su auto recibió casi una docena de balazos al ingresar al country donde tiene una casa, tras retirarse a la madrugada de ShowMatch; y el segundo este año, cuando le robaron 20.000 dólares y joyas familiares en una salidera bancaria) también influyeron en este cambio de vida: "Eso me dio un empujón fuerte. Lo que pasó fue muy fuerte. Que te tiren 14 tiros y que ninguno te haya dado, fue fuerte".

"Es el día de hoy que no puedo dormir. Duermo cuando estoy de gira, porque estoy en un hotel y tranquilo. Cuando estoy en mi casa no puedo dormir, aunque me haya mudado. Llego a la noche a casa, estoy atento a todo y es feo. Pero nada, es la vida misma. Los voy a extrañar", cerró, a corazón abierto.