Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La desopilante anécdota de Ricardo Darín en un boliche gay con el padre de Diego Torres: "Lole no lo podía creer"

El actor contó el día que llevó al papá del cantante a un bar en Chueca, Madrid, y Mirtha Legrand se ruborizó, sin contener la risa.

La desopilante anécdota de Ricardo Darín en un boliche gay con el padre de Diego Torres

Ricardo Darín y Diego Torres coincidieron en la mesa de Mirtha Legrand y entre los dos contaron una desopilante anécdota, que también lo tiene como protagonista a Julio "Lole" César Caccia.

Tras pedirle permiso a Mirtha Legrand para relatar sin censura la historia vivida en España, el cantante y el actor detallaron con humor la anécdota, que terminó haciendo llorar de risa a los invitados, inclusive a la Chiqui.

LA DESOPILANTE ANÉCDOTA DE DARÍN CON EL PADRE DE DIEGO TORRES EN UN BOLICHE GAY

Diego Torres: -Con Ricardo coincidimos en un viaje. Yo estaba en España con papá, el Lole, y le digo “Ricardo, me hacés la gamba, ¿lo cuidás al viejo que me voy a trabajar?”. Y él me dice “quedate tranquilo, yo lo saco a pasear”.

"Estábamos en la zona de Chueca y lo llevo a un boliche gay. Todas las mesas estaban ocupadas por parejas. Lole, rápido, empezó a mirar y me dice '¿qué clase de boliche es este?'".

Entonces yo le dije “papá, te va a pasar a buscar Ricardo”. Y me dice “¿seguro? Ese pibe no me cae bien”.

Ricardo Darín: -Yo lo picaneaba mucho. Le buscaba roña, le hacía chistes.

Torres: -Y Ricardo lo sacó a pasear por Madrid.

"Entonces yo le digo 'Lole, yo te traje acá porque te quiero decir algo que no puedo delante de tu hijo'. Y me dice 'andate a la put... que te parió'. Él no lo podía creer. Era precioso".

Darín: -Sí, fuimos a comer y estábamos los dos solos. Cuando terminamos de comer le digo al Lole '¿querés que tomemos un café, que hagamos algo?'. Y me dice 'dale'.

Estábamos en la zona de Chueca y lo llevo a un boliche gay. Nos sentamos en la mesa, pedimos un café cada uno. Todas las mesas estaban ocupadas por parejas. Él, rápido, empezó a mirar y me dice “¿qué clase de boliche es este?”.

Entonces yo le digo “Lole, yo te traje acá porque te quiero decir algo que no puedo delante de tu hijo”. Y me dice “andate a la put... que te parió”. Él no lo podía creer. Era precioso.