Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Desgarrador testimonio de Santiago Almeyda sobre el suicidio de su hermana Valeria: "Sentí rabia y culpa por no haberla cuidado un poquito más”

El exparticipante de GH contó que tras la muerte de la joven se dedicó a cuidar a su mamá y decidió alejarse de los medios.

Desgarrador testimonio de Santiago Almeyda sobre el suicidio de su hermana Valeria.
Desgarrador testimonio de Santiago Almeyda sobre el suicidio de su hermana Valeria.

Después de reaparecer en los medios y contar que está atravesando una delicada situación económicaSantiago Almeyda reveló qué lo llevó a alejarse de los medios. Si bien el participante de la primera edición de Gran Hermano se sentía a gusto en el mundo del espectáculo, el suicidio de su hermana Valeria hizo que repensara cada aspecto de su vida y que decidiera dar un paso al costado para dedicarse a cuidar a su madre.

"Lo de mi hermana, que ya no está, fue un gran motivo para alejarme. Cuando tenés un gran golpe en tu vida, mirás al costado y frenás todo lo que estás haciendo para encerrarte, pensar. Justo fue esa situación, que me llevó a detenerme un poco y quedarme tranquilito", expresó en Vino Para Vos (KZO).

Al hablar de la muerte de su hermana, que sucedió en 2013, aclaró que pese a su ausencia física aún la siente cerca. "Yo pienso que siempre está, que es un ángel. Era una persona increíblemente buena, sana, sin maldad. Una artista con todas las letras: hoy la palabra artista está devaluadísima. Pero ella era una pintora innata, de toda la vida. Una persona con mucha luz... Pero bueno, yo creo que está ahí siempre, cuidándome", sumó, con ternura.

"Se fue por su propia decisión. Ella era bipolar. Venía con problemitas de depresión, esquizofrenia. Pero nunca pensé que iba a suceder esto"

Sin embargo, admitió que más de una vez se sintió culpable y explicó por qué. "Se fue por su propia decisión. Ella era bipolar. Venía con problemitas de depresión, esquizofrenia. Pero nunca pensé que iba a suceder esto... A uno le queda eso de decir: '¿Qué pasó?'. En los primeros años me quedó esa impotencia, esa culpa de decir '¿Por qué yo no estaba ahí, por qué no acompañé un poco más?'. Te queda esa rabia, culpa de no haber estado ahí, de no haber cuidado un poquito más. Con el tiempo me di cuenta de que yo hice todo y que sí estaba ahí", reflexionó.

Y cerró remarcando que el suicidio de Valeria hizo que repensara qué estaba haciendo de su vida y, acto seguido, cambiara de rumbo. "Yo era un flaco que golpeaba puertas, llamaba a productores y estaba siempre a la expectativa para trabajar en el medio. Pero después de que me pasó esto, lo dejé de hacer porque no me importó. Puedo hacer otras cosas, dejé de insistir tanto. Y también me dediqué a cuidar a mi vieja, que es quien quedó herida", cerró.