Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El desafío académico que encaró Flor Vigna: "A mis 26 años estoy estudiando inglés desde cero y me re cuesta"

La host digital de MasterChef Celebrity reveló ante Ciudad en qué invirtió su tiempo en cuarentena.

El desafío académico que encaró Flor Vigna: A mis 26 años estoy estudiando inglés desde cero y me re cuesta
El desafío académico que encaró Flor Vigna: A mis 26 años estoy estudiando inglés desde cero y me re cuesta

La agenda de Flor Vigna (26) está repleta desde que la pandemia obligó a poner en pausa los proyectos laborales, como Una semana nada más. Por esa misma razón en un primer momento rechazó integrar MasterChef Celebrity. “Al principio me ofrecieron ser participante, pero para ese momento estaba con mucho estudio, muchos cursos”.

Ese deseo de formarse es muy fuerte en Flor y ella lo dejó en claro en una entrevista con Ciudad, luego de admitir que también quiso evitar hacer papelones en la cocina: “Hace mucho tiempo estaba deseando parar un poco y dedicarme a mis clases de música, de teatro, idiomas. La cuarentena me permitió eso, porque en el verano tengo otros proyectos y me permití bancarme la cuarentena para hacer introspección y tomar clases”.

“Hace mucho tiempo estaba deseando parar un poco y dedicarme a mis clases de música, de teatro, idiomas. La cuarentena me permitió eso".

¿En qué invierte su tiempo la host digital de MasterChef Celebrity? “Estoy haciendo dos o tres clases de piano a la semana, tomo clases de canto, también tomé clases de actuación y danzas durante la cuarentena porque soy muy inquieta y necesitaba también ocupar la cabeza. Y ahora empecé a estudiar inglés, pero porque soy malísima”, se sinceró.

Y entre risas, Flor afirmó: “Toda mi vida fui a escuela pública, y el inglés al menos en ese colegio no era tan presente; a mis 26 años estoy estudiando inglés desde cero y me recontra cuesta”.

En cuanto a su futuro, Flor Vigna se mantiene cauta, pero siempre en acción: “No puedo adelantar nada. Pero tengo la suerte de tener proyectos y estoy esperando, porque hay mucha incertidumbre. Pero fuera de eso, trato de nunca quedarme sentada. En los momentos en que se dudaron si se hacían o no proyectos, yo me puse a estudiar. Y también hice una marca de lencería que tenía pensada hacía mucho tiempo. Mi idea es serle fiel a los laburos con los que empeñé mi palabra, pero no quedarme quieta, sino siempre estar en movimiento, generar, estudiar, autogestionarme”.