Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Dani La Chepi, víctima de un hecho de inseguridad en la vía pública: "Me quisieron robar el celular"

La humorista relató cómo fue el tremendo episodio que vivió luego de que un motochorro quisiera sacarle su teléfono móvil.

El mal momento de Dani La Chepi tras sufrir un hecho de inseguridad en la vía pública: "Me quisieron robar el celular"

Acostumbrada a compartir divertidísimos videos con sus seguidores, Dani La Chepi pasó un mal momento luego de que intentaran asaltarla en la vía pública. Visiblemente golpeada y con sangre en la nariz, la humorista relató cómo fue el hecho.

"Bueno, me quisieron robar el celular, se acabaron las historias en la calle. ¡Ay, Dios, qué bárbaro! Mirá cómo se me está poniendo la napia, entre que tengo napia grande, o sea, hoy me recibo de (Diego) Peretti", comenzó diciendo.

"Bueno, me quisieron robar el celular, se acabaron las historias en la calle. ¡Ay, Dios, qué bárbaro! Mirá cómo se me está poniendo la napia, entre que tengo napia grande, o sea, hoy me recibo de (Diego) Peretti".

"Le pongo onda y me río, pero la verdad no hay nada de que reírse. Yo solo pienso en mi mamá, por ejemplo, que tiene 73 años, bajándose del bondi y me diga ‘Dani estoy llegando a la parada’, que la empujen y la tiren contra un colectivo. Que hoy hubiese estado con mi hija (Isabella) y yo contestando un mensaje, porque lo primero que me salió decir que estaba grabando una historia", agregó en varias historias que subió a Instagram Stories.

Luego, relató qué estaba haciendo antes del hecho de inseguridad que sufrió: "En realidad le estaba mandando un mensaje al productor del teatro. No se puede creer, salir con el cu.. en la mano a la calle. Salí a comprarme dos miseras empanadas".

"Yo, cuando me quedé sin laburo, me puse a hacer espejos artesanales, me puse a bañar perros y demás. Algunos salen a chorear y no es culpa de ellos, es cuestión de educación".

"Un chico que estaba laburando en estos camiones que traen el agua y la soda, salió corriendo cuando escuchó mis gritos. Ni me miró y salió corriendo al motoquero y, por supuesto, no lo pudo alcanzar". detalló.

Y cerró, contundente: "Yo, cuando me quedé sin laburo, me puse a hacer espejos artesanales, me puse a bañar perros y demás. Algunos salen a chorear y no es culpa de ellos, es cuestión de educación".