¡Cuestionario Sexy de Ciudad.com! Victoria Vannucci: "Si tengo que usar un juguete sexual para entretenerme, no entiendo para qué tengo un macho al lado"

La modelo y empresaria reafirmó que el sexo, en la teoría y en la práctica, es su fuerte. ¿La prueba? Fantasias teen, por qué los solitarios también se pueden disfrutar de a dos y la razón que le hizo odiar 50 sombras de Grey

Vannucci: "Si tengo que usar un juguete sexual para entretenerme, no entiendo para qué tengo un macho al lado".
Vannucci: "Si tengo que usar un juguete sexual para entretenerme, no entiendo para qué tengo un macho al lado".

La práctica hace al maestro, dice la famosa frase. Y Victoria Vannucci (32) lo sabe. El empeño y tenacidad que la llevó a forjar una carrera en el tenis, es el mismo que, según confiesa, le permitió recuperar el tiempo perdido en las cuestiones amatorias. Años en los sus amigas daban sus primeros besos y el erotismo forjaba sus primeros capítulos, su fuego sólo iba a las canchas y a las largas horas de entrenamiento junto a la raqueta.

Su revancha llegó años después, cuando se convirtió en una de las modelos más sensuales del país y hoy continúa cobrándose aquel tiempo, abocada a su negocio de lencería erótica, dispuesta a que todas liberen su lado más feroz como supo hacerlo ella.

"En mi época de tenista pasaban muchas cosas en mi cabeza al no tener esa acción que tenía el resto de las chicas. Mi cabeza iba a mil. Cuando el momento llegó traté de concretar todo lo que había imaginado".

Casada con el empresario Matías Garfunkel (40) y madre de dos hijos, Victoria no dejó dudas en el cuestionario Sexy de Ciudad.com: el sexo es central en su vida. 

1) ¿Cómo fue tu primer beso?

-Como estaba muy metida con el tenis y me la pasaba entrenando empecé mucho más tarde que el resto de las chicas. No entraba otra cosa en mi cabeza. Era muy deportista y cuando las chicas daban su primer beso o tenían sus primeros bailes, yo estaba entrenando o viajando. A los 17 años tuve mi primer novio, así que arranqué tarde, lo que no significa que después no haya agarrado el ritmo...

2) ¿Cómo recordás tu primera relación sexual?

-¡No puedo creer esta pregunta! (risas). Lo único que voy a decir es que siempre fui una chica muy creativa mentalmente y muy curiosa. Desde la curiosidad pude aprender y fui mejorando. En mi época de tenista pasaban muchas cosas en mi cabeza al no tener esa acción que tenía el resto de las chicas. Mi cabeza iba a mil. Cuando el momento llegó, traté de concretar todo lo que había imaginado. ¡Lo recuerdo bastante bien! Siempre trato de que todo lo que tengo en la cabeza se haga realidad y sea mejor que en mi cabeza.

"Esperaba un poco más de 50 sombras de Grey y sólo vi un fucking chirlito. ¡Me cago en esa película! Mucho bla bla y poca acción".

3) ¿Qué fantasías cumpliste y cualés son las que todavía no pudiste concretar?

-No las voy a detallar porque son demasiado locas (risas). Las que tengo las cumplo porque sino me aburro. Soy de "si lo pienso, vamos a hacerlo". Por ejemplo, el tema de los disfraces me tira para atrás, muy antiguo, demasiado común y corriente esa fantasia. Siendo modelo una está acostumbrada a vestirse para algunas producciones con ese tipo de ropa, entonces eso lo terminás cumpliendo en una foto y listo. Me pasó que esperaba un poco más de 50 sombras de Grey y sólo vi un fucking chirlito. ¡Me cago en esa película! Mucho bla bla y poca acción.

4) ¿Te interesan los juguetes sexuales?

-Me parece decadente. Si tengo que agarrar un consolador, un juguete sexual, para entretenerme no entiendo para qué tengo un macho al lado. Tener una cosa de plástico me parece lo más anti-sexo que existe. Si me muestran algo así, me espanto y me voy.

"La masturbación puede ser un juego y no necesariamente tiene que ser algo que una haga en soledad. Si lográs tener una pareja estable y tener confianza, puede ser muy divertida, se puede jugar de muchas maneras y cambiar la rutina".

5) ¿Qué lugar ocupa la masturbación en tu vida?

-Sirve para poder fantasear con lo que te gustaría que te pase en el futuro. Creo que es algo que está en la vida de todos los hombres y las mujeres. La mujer que dice que no lo hace miente o no lo quiere decir publicamente o es frígida. La masturbación puede ser un juego y no necesariamente tiene que ser algo que una haga en soledad. Si lográs tener una pareja estable y tener confianza, puede ser muy divertida, se puede jugar de muchas maneras y cambiar la rutina.

6) ¿Qué te enciende de tu pareja en el plano sexual y que es lo que te deserotiza?

-Lo que hoy me erotiza era algo muy distinto de lo que me gustaba tiempo atrás, la mente va cambiando, uno va crecimiento y va buscando más. Yo soy una mina que siempre va por más. De Matías me gusta que me sorprenda. El efecto sorpresa cuando estás en pareja es fundamental y eso me erotiza muchísimo. La sorpresa puede ser una locura o que haya publicado una foto mía en las redes sociales, porque eso me demuestra que piensa en mí cuando se va de casa, que ve una foto y le encanto. Eso para mí fue una sorpresa y algo encantador. ¿Cómo retribuí su gesto? Cuando alguien hace algo lindo como eso, la otra persona tiene que subir la apuesta. Todo se trata de seguir subiendo la apuesta en una pareja. Me deserotiza las no-ganas, porque precisamente lo que me excita es ir por más. Alguien pancho es un bajón.

7) ¿Has sido infiel? ¿Te han engañado en el amor?

-No soy una mujer que sea infiel, cuando algo no funciona prefiero blanquearlo, decirlo y dar media vuelta. No podría dormir con eso en la cabeza. La infidelidad y ser infiel es de cuarta, si no querés estar con una persona no hace falta lastimarla. Soy así de leal con la persona que está a mi lado. ¿Si me han sido infiel? Nunca fui insegura, de esas mujeres que están atrás del hombre para ver si lo fueron o no. Si alguien fue infiel conmigo espero que al menos lo haya disfrutado, pero lo dudo (risas). Cuando un hombre está bien no busca en otro lado lo que tiene en su casa. Todas las mujeres tenemos ese sexto sentido, que te podés dar cuanta si un hombre no está contento en lo sexual o en otros aspectos.

"Cuando alguien hace algo lindo, la otra persona tiene que subir la apuesta. Todo se trata de seguir subiendo la apuesta en una pareja. Me deseortiza las no-ganas, porque precisamente lo que me excita es ir por más. Quedarte pancho es un bajón".

8) ¿Cómo te las ingeniás con tu marido para encontrar el momento del encuentro sexual, con tantos compromisos familiares y laborales?

-Siempre encontramos el tiempo para nosotros. Sabemos que un papá y una mamá felices, dos padres felices, crían hijos felices. Una familia depende mucho del tema sexual y de que los padres gocen y tengan su tiempo personal. El tiempo de los adultos hay que saberlo respetar.

9) Estás a full con tu marca de lencería, ¿cuál es tu ropa íntima favorita para seducir?

-Desde que me dedico a esto, la lencería sensual me parece fundamental para una mujer. La lencería es algo que tiene que ser prioridad para que siempre te vean linda y predispuesta a la conquista. Un lindo corset o un lindo corpiño hacen que toda la magia siga en una pareja, que te sientas una diosa. Por supuesto que la que elijo es la que hago porque sale de mi cabeza, de mi ideas. ¿Si tuviera que elegir una sola prenda? Una buena parte de abajo es imprescindible, una tanga o una bombacha con algo especial, no la común y corriente, es fundamental porque es lo último que se saca. Lo último que se saca tiene que ser lo mejor.

10) ¿Qué es lo que más te han elogiado en la intimidad?

-La imaginación es mi fuerte, siempre fui muy fantasiosa, mi creatividad y siempre ir por más.