Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Se conoció el chat de Fernando Báez Sosa y sus amigos en la noche del asesinato: "Nos están dando piñas"

En Nosotros a la Mañana mostraron qué decía el grupo de WhatsApp del joven que murió a manos de un grupo de rugbiers.

El chat de Fernando Báez Sosa y sus amigos en la noche del crimen

El asesinato de Fernando Báez Sosa a manos de un grupo de diez rugbiers en Villa Gesell conmociona a la sociedad. A poco más de una semana del crimen, Nosotros a la Mañana mostró el chat que el joven y sus amigos, con quienes compartía sus vacaciones, tuvieron la noche en que lo mataron a golpes.

El grupo de WhatsApp de los amigos se llamaba “La banda en Gesell” y resulta un relato esclarecedor de cómo se sucedieron los hechos que comenzaron con un cruce en el boliche Le Brique y que continuó en la calle luego de que la seguridad de la disco los sacara del establecimiento.

“J” escribió a las 3:30 de la madrugada “conseguimos pase para ir al VIP” y a las 4:02 hace por primera vez referencia a los diez rugbiers de Zárate que hoy están detenidos por el crimen: “Estábamos haciendo pogo, nos chocamos por accidente. Fer levantó el dedo y pidió disculpas pero lo están mirando feo”.

Luego, 4:35 aparece “F”, que todo indica que sería Fernando, y escribe: “Vuelvo para el VIP. ¿Dónde están todos?”.

“T” cuenta: “Che,nos están pegando. Vinieron al toque de atrás. Son una banda, nos están dando piñas”. “J” escribe: “Salimos, a Fernando lo sacaron los patovicos”. A las 4:54 llega el mensaje: “Fernando está inconsciente”.

Cinco minutos más tarde, 4:40, “T” cuenta: “Che, nos están pegando. Vinieron al toque de atrás. Son una banda, nos están dando piñas”.

Ya afuera del boliche, “J” escribe: “Salimos, a Fernando lo sacaron los patovicas”. A las 4:53 envía un audio que no se entiende lo que dice por el ruido alrededor y un minutos más tarde llega el mensaje más triste: “Fernando está inconsciente”.

Tras leer el diálogo, una especie de “minuto a minuto” del brutal asesinato, Sandra Borghi resumió: “Me pone la piel de gallina. Este es el relato de los amigos de Fernando. Dos datos del chat: ‘Fernando levantó el dedo y pidió disculpas’ me duele en el alma y ‘Fernando está inconsciente’ me duele en el alma”.

Por su parte, Ariel Wolman destacó la actitud de la víctima y sus amigos, completamente diferente a la de los rugbiers: “No hay ninguno que diga ‘vamos a matarlos’, ‘vamos a enfrentarlos’ o ‘vamos a golpearlos’”.