Connie Ansaldi se animó a una osada producción: "Soy revolucionaria"

La panelista de Este es el Show posó sin ropa para la revista Gente y habló de su extrovertida personalidad con la que se ganó admiradores y enemigos. 

Ella es una de las panelistas más frontales de la TV, con gran repercusión en Twitter (ya superó los 900 mil seguidores) y dueña de un carácter que ha sido ponderado por sus fanáticos y rechazado por otros.

Connie Ansaldi (41) supo sumergirse en ese mundo cibernético al que no sólo le dedica varias horas, sino que también fue el medio por el que conoció a su novio: “Lo que más me gusta en el mundo es escribir. Lo hago desde los cinco años. Por eso Twitter me resulta tan natural. Estamos en la era de las historias en primera persona. Gana el que mejor cuenta la suya, y yo soy muy buena haciéndolo”, explicó en diálogo con la revista Gente, donde se animó a protagonizar una osada producción de fotos, sin ropa sobre un inodoro.

“Lo que más me gusta en el mundo es escribir. Lo hago desde los cinco años. Por eso Twitter me resulta tan natural".

“Mi novio (el publicista Quino Oneto Gaona) es uno de los mejores creativos de la Argentina. Me escribió para hacer una campaña para una ONG. Yo lo seguía y me re divertía. Lo acepté en Facebook. Me invitó a comer, y cuando estábamos en el restaurante, en un momento me levanté para ir al baño y me dio un beso; no nos separamos más. Estoy re enamorada”, agregó.

Si bien no le teme a los prejuicios ni al “qué dirán”, y lo deja demostrado todas las tardes en Este es el Show -ciclo que conduce Paula Chaves y José María Listorti por El Trece-, Connie no duda en confesar que llora todo el tiempo: “¡Es porque soy muy caprichosa! Soy la mayor de cinco hermanos, pero pese a la muerte de mamá, nunca tuve que ocupar otro rol. Mi papá Ricardo es un crack. Se hizo y se hace cargo de todo”, expresó.

"Podría haber hecho 1.500 cosas para llenarme de plata. Pero yo soy mi propia marca. Lo mejor que tengo a favor es ser consecuente con lo que hago y digo".

También habló de sus pasiones: "Me gusta generar proyectos. Soy amante de las ideas, pero las ideas no se pagan; si no sería millonaria. Yo siempre fui Bob Esponja: escucho, absorbo, voy y busco. Si me pongo a hacer algo, le doy con todo, y no paro hasta ser top of the line. Podría haber hecho 1.500 cosas para llenarme de plata. Pero yo soy mi propia marca. Lo mejor que tengo a favor es ser consecuente con lo que hago y digo", sostuvo.

Por último, Connie Ansaldi habló de las personas que la tildan de “loca”: “Soy revolucionaria. A la gente le resulta más fácil percibir como ‘loco’ lo que no comprende. No puedo ir por la vida explicando cómo soy. No siempre hay que entender todo. Soy lo más sano que hay. No sólo no me drogo: lo odio. Nunca en mi vida me fumé nada. Me da lástima la gente que piensa que uno necesita aditivos para tener un pensamiento paralelo”, concluyó.