Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Conmovedor mensaje de Fede Bal, quebrado tras visitar a su papá en la clínica: "Hay que decir todo en vida"

El actor abrió su corazón en Instagram después de estar con Santiago, quien atraviesa un delicado momento de salud.

Fede Bal quebró en llanto al hablar de la salud de su papá, Santiago

El delicado estado de salud de Santiago Bal (83) lo llevó a internarse en reiteradas oportunidades en el último año.

De hecho, en este momento el querido actor se encuentra en la clínica de rehabilitación IMAC, tras las repetidas internaciones que sufrió luego de sufrir una grave infección pulmonar y un severo cuadro de deshidratación.

El lunes, su hijo Fede Bal (29) abrió su corazón en una serie de videos que publicó a través de Instagram Stories tras visitar a su papá.

Con lágrimas en sus ojos y la voz quebrada, Fede dijo mirando a cámara: “Quiero contarles algo que siento que los puede ayudar o simplemente lo uso como método de descargo. Acabo de ver a mi viejo y él está en un momento difícil, atravesando un momento de mucha edad y mucho desgaste”.

"Tuve una charla muy linda en los momento en que él puede hablar, y le dije lo mucho que lo amo. Lo abracé, le toqué la cara, las manos”, contó quebrado por la emoción.

“De golpe, tuve una charla muy linda en los momento en que él puede hablar, y le dije lo mucho que lo amo. Lo abracé, le toqué la cara, las manos”, contó, quebrado por la emoción.

El actor le envió un mensaje a todos sus seguidores en este momento familiar tan difícil que atraviesa: “Si tenés del otro lado algún familiar que está grande, estaría bueno que te tomes un momento para ir, para decirle lo mucho que lo amás, para tocarle las manos, la cara, para sentirle el olor, escucharle la voz. Porque después son cosas que uno extraña mucho”.

“Si tenés un teléfono a mano grabalo, filmalo cuando hable, y guardá esos recuerdos que serán nuestros tesoros más preciados cuando no estén. Son momentos que no vuelven más”.

Por último, Bal explicó por qué decidió contar públicamente lo que sentía. “Siempre subo cosas más frívolas y, por primera vez, me sentí con la necesidad de mostrarles lo que me está pasando. No pierdan el tiempo, el trabajo y las ocupaciones siempre están en un segundo plano. La vida es hoy, hay que aprovecharlos y decirles todo en vida”.