La confesión hot de María del Mar: "Conté que me faltaba la fantasía de hacer el amor en un avión... ¡y recibí mensajes de chicos por redes sociales!"

La participante de Bailando 2016 lamentó el nuevo brote psicótico de Matías Alé, y mostró su costado más sensual en Gente

Por mucho tiempo y con mucha intensidad María del Mar Cuello Molar (24) fue señalada como la principal causante del brote psicótico de Matías Alé (38), allá por noviembre de 2015. Por desgracia, hace dos semanas el actor de La peluquería de Don Mateo tuvo una recaída en la que sufrió una crísis psiquiátrica que lo devolvió a la clínica Abril para tratamiento por tiempo indefinido.

Ya divorciada, tras apenas 150 días de matrimonio, la exesposa del galán se lamenta del mal momento que pasa Alé. "Hubo un reencuentro hace unas semanas en Vita, un boliche de Palermo, cuando salí a Bailar con amigas. Fue una situación un poco incómoda, porque fue raro volver a verlo al lado mío. Entonces, preferí irme. No lo noté muy bien, por eso le pedí que se cuidara", afirmó en una nota con la revista Gente

"¿El hombre ideal? Alguien que me cuide, se sienta seguro y me respete. Igual, no estoy buscando a nadie, jamás estuve con otro hombre mientras éramos pareja, pero si bien desde que me separé de Matías conocí gente, porque soy una persona enamoradiza y muy sexual, sigo sola y sin apuro, concentrada en mi trabajo".

Así, tras el nuevo episodio de Matías, la cordobesa pudo desahogarse: "Ahora se demostró que yo no le hacía nada a Matías, porque no estoy en su vida y le está pasando lo mismo". Pasado pisado, María del Mar describió al hombre ideal para volver a enamorarse: "Alguien que me cuide, se sienta seguro y me respete. Igual, no estoy buscando a nadie, jamás estuve con otro hombre mientras éramos pareja, pero si bien desde que me separé de Matías conocí gente, porque soy una persona enamoradiza y muy sexual, sigo sola y sin apuro, concentrada en mi trabajo".

De todas formas, la joven aún guarda cierto cariño por Matías Alé: "Si Matías me necesita, voy a verlo. Pero si bien en su entorno se habrán dadu cuenta de que yo no tengo nada que ver con su enfermedad, no creo que quieran que me acerque".

Lógico, superado el luto de la separación, la modelo regresó a las andanzas: "Al separarnos volví a ser libre así que como buena sagitariana, me gusta hacer las cosas que mi cuerpo y mi corazón me pide". Es más, María del Mar aseguró que en el sexo no tiene límites y confesó: "Hace poco conté que me faltaba cumplir la fantasía de hacer el amor en un avión... Al otro día recibí mensajes de chicos en Twitter, Facebook e Instagram"