Chechu Bonelli, sobre la muerte de su madre: "Me costó mucho hacer ese duelo, me reproché muchas cosas que no hice durante su enfermedad"

La modelo abrió su corazón en una nota con Vino para vos en la que se refirió a su mamá, quien falleció hace una década tras una dura lucha contra el cáncer.

El llanto de Chechu Bonelli al recordar a su madre en Vino para vos

En una semana en la que Chechu Bonelli (32) bromeó con su marido, Darío Cvitanich, para que Banfield frene el impulso de Godoy Cruz y le facilite el campeonato a Boca, la modelo también tuvo tiempo par la emoción. En una entrevista mano a mano con Tomás Dente en Vino para vos, por el canal KZO, Chechu se estremeció hasta las lágrimas al recordar a su mamá, quien falleció en 2008 tras luchar contra un cáncer.

"Tengo días en los que la extraño muchísimo. Uno quizá se acostumbra a vivir sin su presencia, pero todo lleva su duelo y su tiempo. A mí me costó bastante hacer ese duelo. Sufrí mucho de ataques de pánico. Hice bastante tiempo terapia porque me reprochaba muchas cosas que no hice durante su enfermedad y sentía que era de pendeja, porque tenía 22 o 23 años. Desde el momento en que le pelo una manzana a Darío, cosa que hacía mi mamá con mi papá, cuando acaricio a Lupe para que se duerma, cosa que le pedía a mi mamá que hiciera conmigo...", confesó, apenas el conductor le preguntó por María del Carmen.

Luego, Chechu detalló cómo fueron los últimos tiempos junto a su mamá en vida: "La siento presente en todo momento. Me acuerdo que un día yo estaba trabajando en América, hacía un programa que se llamaba Fuera de foco con Pablo Granados, Verónica Varano, y recibo el llamado de mi papá diciéndome que se habían tenido que volver de vacaciones porque habían tenido un problema con mi mamá, que no se había sentido bien, y que iba a tener que hacerse estudios. Yo no era muy consciente de lo que estaba pasando, hasta que en un viaje de vuelta a mi casa del trabajo, era de noche el programa, como a las once de la noche me llama y me dice: 'Mamá tiene cáncer'".

En ese punto, el llanto ya se hizo incontrolable y continuó: "Y yo dije: '¡¿Qué?!'. 'Sí, me dice, no sabemos cómo va a seguir esto'. Y bueno, ese día me acuerdo que me pedí como una semana en el canal, y cuando llegué a mi casa me dijeron que tratara de entrar y ser fuerte, y estuve como una hora llorando afuera, porque claro, la que tenía que ser fuerte en realidad era ella, que tenía que luchar un montón, y nosotros también para acompañarla. Y una tarde me acuerdo que estaba durmiendo la siesta con ella y yo le decía que por favor, que yo la necesitaba a ella conmigo, y no le quería decir cuando te mueras, porque sabíamos el final. Yo le decía 'yo te pido por favor que vos me cuides en todo momento, que seas mi ángel y que no dejes que nada malo me pase'. Ella me lo había prometido, me había dicho 'vos quedate tranquila que siempre voy a estar a tu lado'", continuó.

Por otra parte, Chechu Bonelli reveló cómo fue que sintió que su madre la salvó de una aparente muerte segura en un accidente de tránsito: "El mismo año en que ella fallece, yo volviendo de San Nicolás a Buenos Aires tengo un accidente en la ruta, el auto empieza a volcar y yo veía los camiones que venían por el otro lado y decía 'no, por favor, no me quiero morir'. Fue tremendo, horrible. Así estaba, agarrada del volante, me revoleaba por todos lados y cuando abro los ojos, que el auto frena, se me cae la visera del auto y lo primero que veo es una foto mía y de mi mamá con la que yo siempre viajaba, y dije 'listo'. Yo estaba sola, frenaron un par de autos que me ayudaron, llamaron a la ambulancia, y el corazón me iba a mil. Yo decía 'No me quiero morir, no me quiero morir', y me decían 'Quedate tranquila que no va a pasar nada'. Y cuando me reencontré con mi papá le dije 'Fue mi mamá, fue mi mamá la que me dijo 'no, ahora no'", explicó, sin poder evitar que los ojos se le llenen de lágrimas".

"Siento que está todo el tiempo, cuidándome a mí, a mis hijas. Lupe sabe que tiene una abuela que se llama Carmen, que está en el cielo, que tiene un abuelo que se llama Carlitos, que es el papá de Darío, que también está en el cielo. Miles de veces me pregunto lo lindo que hubiera sido que mi mamá disfrutara de mis hijas, pero al mismo tiempo creo que a uno lo que le va tocando en la vida, en algún punto uno tiene que estar preparado, le toca por algo. Yo perdí a mi mamá muy joven, y aprendí a convivir sin ella, pero también soy creyente y creo que en algún momento nos vamos a reencontrar", cerró Chechu Bonelli.