Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Chechu Bonelli y su historia de amor con Darío Cvitanich: "Si no me iba con él, hoy sería una terrible solterona"

La conductora de ESPN contó cómo fue dejar su trabajo por acompañar al jugador de Racing a Europa, donde nació su primera hija.

Chechu dejó todo por seguir al jugador de Racing.
Chechu dejó todo por seguir al jugador de Racing.

Chechu Bonelli es una mujer apasionada y romántica. Cuando se dio cuenta de que el romance había llegado a su vida, no dudó en dejar todo lo que amaba -en este caso, su trabajo como periodista deportiva- para acompañar a Darío Cvitanich, el hombre que la enamoró apenas se conocieron.

Tal como contó en una entrevista a fondo que brindó al diario La Nación, para ella fue verlo y sentir que quería compartirlo todo con él. Incluso, casarse.

En ese entonces, Bonelli tenía 26 años y estaba en un momento clave de su carrera, dándolo todo por su sueño. "Yo peleaba y la verdad que me esforzaba. Empecé cubriendo fútbol argentino, después me mandaron a cubrir la Copa Sudamericana, después la final de la Libertadores y yo quería ir a la Champions, al Mundial", dijo. 

Y en medio de esa vorágine en la que trabajaba en un programa deportivo de lunes a viernes y viajaba los fines de semana al interior para algún desfile como modelo, Chechu se cruzó con el jugador de Racing. Y todo cambió. 

"Cuando le conté a mi papá que estaba saliendo con un futbolista me dijo: '¿Otra vez?'. Porque yo ya había tenido mis historias. Entonces le juré que éste era diferente, que quería que lo conozca", señaló la conductora de ESPN. A su padre le cayó tan bien que cuando surgió la posibilidad de que Darío se fuera a Europa, le dijo: "Vos dejás tus cosas, armás el bolso y te vas con él". 

"Vivía tanto para mi laburo que creo que si no me iba con él hoy sería una terrible solterona, dedicada cien por ciento a su trabajo".

Chechu todavía está convencida de que partir con él "fue una buena decisión". ¿Por qué? "Vivía tanto para mi laburo que creo que si no me iba con él y apostaba por el amor, hoy sería una terrible solterona, dedicada cien por ciento a su trabajo", opinó.

Y como una "Susanita" de estos tiempos, Bonelli no lo dudó: lo siguió, quedó embarazada y tuvo en Francia a Lupe, la primera de sus dos hijas con el jugador.

"No fue difícil pero sí el día que me despedí del programa dije que dejaba algo que amaba por el hombre que amo", recordó.

Chechu pronto pudo reinsertarse, retomó su carrera y hoy por hoy, de la mano de su familia, disfruta también del trabajo.