Carina Zampini, a horas del debut de El gran premio de la cocina: "El comer está muy ligado a las emociones"

La conductora charló con Ciudad antes del esperado estreno del reality culinario y contó detalles de una competencia repleta de sabores.

Carina Zampini nos cuenta todo sobre El gran premio de la cocina

Súper cómoda en su rol de conductora, Carina Zampini (42) se prepara para un nuevo desafío al frente de El gran premio de la cocina, el reality culinario que debuta hoy lunes a las 17:15 por la pantalla de eltrece.

En diálogo con Ciudad, Carina traslada la pasión que la ha sabido poner a sus personajes en la ficción a las instancias de esta competencia de cocineros que va a dar de qué hablar.

"No está editada la cocina, el televidente va a ver igual que nosotros todo el proceso del armado, de la elaboración de los platos y si llegan a entregarlos"

“Voy a estar acompañada por Juan Marconi, que va a ser el co-conductor y es divino. Después tenemos dos jurados, Christian Petersen y Felicitas Pizarro. Y vamos a tener un tercer jurado todos los días que es un invitado famoso, que no tiene que saber cocinar ni ser chef. Viene a juzgar los platos de los participantes por la degustación. Tiene que saber comer como todos nosotros”, cuenta sobre el proyecto que cuenta con la producción gastronómica de Narda Lepes.

Uno de los aspectos más interesantes del programa es que se trata de una competencia en tiempo real: “No está editada la cocina, el televidente va a ver igual que nosotros todo el proceso del armado, de la elaboración de los platos y si llegan a entregarlos. Los participantes van a tener cincuenta minutos todos los días para cocinar tres platos distintos. Tienen que entregar el primer plato a los veinte minutos, el segundo a los treinta y cinco y el tercero a los cincuenta”.

"A mí me encanta cocinar cuando me dispongo a hacerlo porque tengo ganas. Tengo un hijo (Manuel) de veinte años y hace veinte años que cocino de día y de noche... ¡porque algo tiene que comer!"

¿Cómo son los participantes? “Es un grupo de dieciséis personas muy heterogéneo porque hay gente de diversas edades, vienen de lugares distintos y todos tienen personalidades muy diferentes. Todos comparten una pasión enorme por la cocina. No son cocineros profesionales pero son todos cocineros que si se lo proponen, podrían ser profesionales”.

Para Zampini la temática resulta especial ya que ella también es una amante de la cocina: “A mí me encanta cocinar cuando me dispongo a hacerlo porque tengo ganas. Tengo un hijo (Manuel) de veinte años; y hace veinte años que cocino de día y de noche... ¡porque algo tiene que comer! Me divierte, me gusta. La cocina tiene algo mágico y es que está ligada directamente a las emociones”.