Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Cacho Castaña y su íntima decisión de no tener hijos: "Me lo han pedido, pero fue una decisión; no me veo como padre"

Años atrás, el cantante le explicó a la revista Gente por qué no quiso ser papá y habló a fondo de la muerte.

Cacho Castaña explicó por qué nunca fue padre.
Cacho Castaña explicó por qué nunca fue padre.

Su carrera como músico lo transformó en un ídolo de la música y su larga lista de conquistas en uno de los galanes más fuertes de los últimos años. Pero para Cacho Castaña, que murió este martes a los 77 años a raíz de sus problemas pulmonares, hubo un rol que nunca lo sedujo: el de padre.

Así se lo confió a la revista Gente en una nota que brindó hace ocho años, donde explicó su decisión de no tener hijos: “Fue una decisión, no una cuenta pendiente. Me lo han pedido, eh. ‘Le ponemos tu nombre, el de tu vieja’, me decían. Pero nunca me entusiasmó. No me veo como padre”.

“A veces sentí curiosidad, pero es mucha responsabilidad, estoy seguro de que te debe cambiar radicalmente la vida. Creo que no fui padre porque no se dio”, aseguró el cantante sobre el tema que también lo tuvo como protagonista de un recordado escándalo.

Cacho y su decisión de no tener hijos: “No fue una cuenta pendiente. Me lo han pedido, eh. ‘Le ponemos tu nombre, el de tu vieja’, me decían. Pero nunca me entusiasmó. No me veo como padre"

Sucede que a fines de 1994, Cacho vivió un romance con la actriz Silvia Peyrou, quien quedó embarazada al poco tiempo de comenzada la relación. Él le dio su apellido al niño pero tres años más tarde aseguró que Santino no era su hijo, llevó el caso a la Justicia y luego de un examen de ADN se determinó que Castaña -efectivamente- no era el padre del nene.

Cacho Castaña y su íntima decisión de no tener hijos: "Me lo han pedido, pero fue una decisión; no me veo como padre"

Su relación con la muerte

En la misma nota con Gente en la que habló de su decisión de no ser padre, Cacho también se refirió a la muerte.

Ante la pregunta “¿sos de pensar en la muerte?”, él respondió: “No… pero me da miedo la enfermedad”.

Entonces, explicó: “No me gustaría estar tirado en una sala de terapia intensiva y ver venir a la Parca. Prefiero irme sin preaviso, que me agarre el bobo y chau. Mi hermano se murió a los 40 años. No fumaba ni tomaba, y se fue de un infarto súbito. Nadie la tiene comprada”.