Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La bronca de Susana Giménez por la escena sobre violencia en la serie de Monzón: "Estoy harta de que busquen sangre"

La diva se mostró indignada luego de que en el último capítulo se diera a entender que el boxeador la golpeó en Montecarlo.

Susana Giménez desmintió que Monzón la haya golpeado en Montecarlo.
Susana Giménez desmintió que Monzón la haya golpeado en Montecarlo.

El éxito de Monzón, la serie, la biopic sobre Carlos Monzón generó que Susana Giménez recuerde en varias oportunidades durante las últimas semanas su famoso noviazgo con el exboxeador, que terminó preso por el femicidio de su mujer, Alicia Muñiz.

La diva incluso entrevistó en el living de su programa a los protagonistas de la serie, al nieto de Monzón y participó en una extensa entrevista que emitió el canal Space.

Sin embargo, el último capítulo de la ficción no le gustó nada. En el mismo se vieron escenas en las que el boxeador interpretado por Mauricio Paniagua le dice a Susana, en la piel de Celeste Cid, “tarada” durante un viaje de la pareja a Montecarlo.

Luego, la actriz aparece recostada en una cama con moretones mientras la revisa un médico, al que le dice que se había caído por las escaleras. Una explicación que el doctor no le cree y por eso le advierte que “tenga cuidado”.

"No es verdad lo que dicen de Montecarlo. Me pegó una vez sola, la de Nápoles, y parece que a algunos no les alcanza. Estoy harta de que quieran buscar sangre y que no respeten lo que digo"

Indignada, Susana habló con Clarín y desmintió el supuesto hecho de violencia que mostró la serie: “No es verdad lo que dicen de Montecarlo. Sí es cierto que yo estuve allá con él cuando peleó con (Rodrigo) Valdez. Pero no hubo golpes. Me pegó una vez sola, la de Nápoles, y parece que a algunos no les alcanza. Estoy harta de que quieran buscar sangre y que no respeten lo que digo”, aseguró.

Y agregó: “Carlos jamás me dijo tarada. Nada de eso ocurrió. En Montecarlo hemos discutido, sí, pero por pavadas. Creo que fue por algo del pasaporte, no me acuerdo. Qué bronca me da cuando se inventan cosas. Aparte, si yo confieso que una vez me pegó... No es que lo oculto. Pero, viejo, parece que hubiera una necesidad de hacer cierto ese rumor de Montecarlo”.

La diva ya le había contado al diario el episodio de violencia de género que sufrió por parte del boxeador mientras estaban en Nápoles: “No me lo olvido más. Se dijeron muchas pelotudeces al respecto, como que me pegaba seguido, así que dejémoslo claro... Me pegó esa noche en Italia, fue horrible (...) Me dejó un ojo negro”.