Benjamín Vicuña y la China Suárez regresaron al set de El hilo rojo tras el escándalo: la intimidad de la filmación

En medio de la tremenda polémica con Pampita y rumores de affaire, los actores compartieron las grabaciones. Las fotos, acá. 

Poco a poco, la normalidad parece regresar al set de filmación de El hilo rojo, la nueva película de Daniela Goggi protagonizada por -¡aquí la cuestión!- Benjamín Vicuña y la China Suárez.

Una semana atrás, Pampita irrumpió en uno de los motorhomes de la filmación y mientras que ella asegura haber encontrado al chileno teniendo sexo con la China; la actriz afirma que estaban descansando cuando la modelo ingresó y la agredió físicamente.

En medio del escándalo, los actores retomaron la filmación y las imágenes llegaron a las redes sociales: “¡¡#elhilorojo, Ezeiza, rodaje nocturno, felices!!”, escribió en Twitter Milagros Roque Pitt, productora del filme quien no sólo salió a defender en su momento a Eugenia sino que incluso había publicado una imagen de la actriz tomada inmediatamente después del escándalo, grabando una escena en la que se ve llorando a su personaje en el auto. ¡Justo la escena que Suárez describió en Intrusos que debió realizar tras el shock del cruce con Pampita!

Diego Radivoy, otro de los productores de la peli, también publicó fotos de la vuelta a la filmación donde se ve a la China compartiendo una escena con Benjamín arriba de un avión, el mismo día en que la actriz decidió romper el silencio en Intrusos.

Justamente, en esa extensa entrevista con Jorge Rial, la ex de David Bisbal había relatado lo difícil que había sido el regreso al set y cómo es su relación hoy con Benjamín: “Somos grandes compañeros y después de todo lo que pasó inevitablemente hablamos más porque nos une un hecho por el que quedamos todos muy impactados. Estamos todo muy unidos y no podemos hablar de otra cosa desde hace cuatro días. Y se nos está complicando mucho filmar, nos olvidamos la letra. Es una situación que no se la deseo a nadie”, aseguró la China y también reveló que incrementaron la seguridad de la filmación para evitar cualquier otro tipo de altercado con Pampita. Una normalidad… a medias.