La aparición de Diego Brancatelli en Intratables el día después de las elecciones presidenciales: "No estoy muerto, eh"

El periodista kirchnerista, uno de los blancos de las bromas en las redes, se refirió al resultado de la primera vuelta y contó que recibió amenazas.

Diego Brancatelli, tras las elecciones presidenciales: "No estoy muerto, ni está muerto este proyecto"

Después de que los resultados de la primera vuelta de las elecciones nacionales dieron un sorpresivo resultado, con María Eugenia Vidal quedándose con la gobernación de la provincia de Buenos Aires, y con Mauricio Macri pisándole los talones a Daniel Scioli pese a lo que indicaban todas las encuestas, la palabra del periodista Diego Brancantelli era una de las más esperadas en la TV. El panelista de Intratables había sido uno de los blancos de las bromas en Twitter y finalmente dio su parecer el día después de la votación.

"No estoy muerto, ni está muerto este proyecto. El 22 de noviembre va a haber ballotage y yo sigo confiando en que va a haber un muy buen resultado".

Luego de varios minutos de suspenso con la silla vacía y algunos chistes del sonidista (no faltaron los sonidos de grillos, de bocina de buque y hasta de un avión despegando), Brancatelli fue presentado por Santiago del Moro e hizo su descargo: "No estoy muerto, eh. Ni está muerto este proyecto. El 22 de noviembre va a haber ballotage y yo sigo confiando en que va a haber un muy buen resultado", afirmó.  "Por cómo están echadas las cartas, lo dije siempre antes, era preferible un ballotage con Macri que con Massa, porque yo creo que con el voto massista, el peronismo va a a salvar al peronismo", sentenció.

"Branca un día dijo un comentario que si ganaba Macri se iba del país", comentó el conductor. Sin embargo, el periodista desdramatizó sus dichos al decir que aquéllo era sólo un chiste. En el ciclo también se refirió a las amenazas que viene recibiendo por su conocida posición política: "Hoy se cansaron de llamarme. Cada vez que llamaban, me amenazaban y cortaban. Tengo los números, pero ni me puse a responder. En Twitter hubo miles y miles de agresiones. Los memes me causan gracia, está buenísimo. Las amenazas no están buenas, insultaron a mi mujer", finalizó.