Anita Martínez quebró en llanto en Este es el show: "Hay momentos de la vida en que uno debe saber dar un paso al costado"

La actriz, que se consagró campeona de Bailando 2014 junto al humorista, hizo catarsis luego de haber renunciado al certamen de danza de ShowMatch. Video.

El llanto de Anita Martínez al hablar en Este es el show sobre su relación con el Bicho Gómez

El suceso que Anita Martínez (40) y Marcos "Bicho" Gómez (52) protagonizaron al ganar Bailando 2014 se convirtió en un peso demasiado grande en las espaldas de los artistas. La dupla que se consagró en el certamen de danza trasladó el éxito a la temporada teatral de Carlos Paz con Anita y el Bicho, pero la relación personal se rompió y la actriz dio su testimonio en Este es el show.

"Hay decisiones que hay que aprender a tomar con valentía y asumirlas. Hay momentos de la vida en que uno debe saber dar un paso al costado, porque eso hace a las personas y no a los personajes. Somos madres, hijos, hermanos, mucho más que personas de la tele, y tenemos que asumir cuándo es nuestro momento y cuando no".

La renuncia de los defensores del título sorprendió al mismísimo Marcelo Tinelli en la pista, y Anita ensayó una explicación en medio de un mar de lágrimas: "Hay decisiones que hay que aprender a tomar con valentía y asumirlas. Hay momentos de la vida en que uno debe saber dar un paso al costado, porque eso hace a las personas y no a los personajes. Somos madres, hijos, hermanos, mucho más que personas de la tele, y tenemos que asumir cuándo es nuestro momento y cuándo no. Sé que es una decisión interna en la que me apoyo en mí, que sé lo que soy yo, lo que hice y todo lo que luché el año pasado, la camiseta que me puse. No dudo de mí, nunca lo haría, no iba a poder afrontarlo de otra manera".

La posibilidad de continuar con el show quedó descartada por la humorista: "No hubiera podido, no hubiera querido faltar más a buscar al nene al colegio, necesito ser la mamá que me prometí que iba a ser, la hija y la hermana que me prometí que iba a ser. Esta vez, tengo que cumplir conmigo y con mis cosas, y poder hacerlo bien. Nosotros nos debemos a nuestros hijos, para eso elegimos tenerlos y miren cómo me acompañó, si no se lo merece".

"Nosotros tuvimos diferencias que ni siquiera en el final llegaron a tocar la química que teníamos. Si seguíamos, no sé cómo hubiera sido. Andando el carro se acomodan los melones, dicen y creo en eso. Pasa que quizá el costo de acomodar este carro, esta vez para mí era un poco más difícil".

Incómoda, Anita se disculpó: "Yo le pido perdón al que se sienta mal o haya sentido una traición, lo hice porque necesitaba hacerlo. Siempre laburé, laburé y laburé, ni siquiera laburé para comprarme pilchita, no soy una tilinga. Tanta gente labura para que le vaya bien, lo logré gracias a la gente, trabajé tan cómoda y contenta. (…) Es un programa tan simple como pensar que se llama Bailando por un sueño. Si te ponés la camiseta con el corazón por lo que estás haciendo, bailás y te entregás, el programa te lleva solo sin necesidad de hacer nada más.  Es lo que me pasó el año pasado".

Sobre el final, Martínez admitió las fricciones con el Bicho Gómez, pero lo relativizó: "Nosotros tuvimos diferencias que ni siquiera en el final llegaron a tocar la química que teníamos. Si seguíamos, no sé cómo hubiera sido. Andando el carro se acomodan los melones, dicen y creo en eso. Pasa que quizá el costo de acomodar este carro, esta vez para mí era un poco más difícil".

La pregunta puntual que le hizo Paula Chaves sobre cuál fue el detonante para que renuncie a Bailando 2015, quedó sin la esperada explicación. "Ya está, yo les pido mil disculpas, pero como fue algo tan lindo, dejemos las peleas para las vedetongas", cerró Anita Martínez en un manto de misterio.