Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Animales Sueltos: Carlos Tevez y una entrevista con Fantino que emocionó hasta las lágrimas

El delantero de Boca se confesó en una charla íntima en la que habló a corazón abierto de su pasado, su familia, sus amigos y sus deseos.

La entrevista de Carlos Tevez con Alejandro Fantino

Que Carlos Tevez (31) se haya ganado el apodo de "jugador del pueblo" tiene que ver con las maravillas que hace dentro de la cancha (acumula 21 títulos), sino por su simpleza, su origen humilde y por mantener intactos los valores con los que se crió en Fuerte Apache. En criollo: por no creérsela.

Esas aptitudes fueron las que una vez más el Apache dejó expuestas durante la gran entrevista que le hizo Alejandro Fantino en Animales Sueltos. Arraigado a sus orígenes, el crack aclaró: "Volví por mi familia, por mi señora, por mis hijas, por mis hermanos, por mis viejos. Porque el día de mañana quiero vivir acá. Así como estamos y todo no cambiaría a la Argentina. Comer un día con mis amigos en el barrio me baja a la realidad".

Como si su magnética personalidad fuese algo corriente, el papá de Florencia, Katie y Lito (junto a Vanesa Mansilla, la mujer de la que se enamoró antes de ser el jugador que es), enfatizó: "Mi varita es el barrio donde nací. Las vivencias, el respeto que me gané. Ahí me decían algo y yo lo tomaba. El barrio me enseñó a ser un tipo correcto en la calle. Yo de chico no pude tener un autógrafo de mi ídolo, ¿cómo ahora que soy ídolo no le voy a dar un autógrafo? Yo quiero que me recuerden por cómo juego, No quiero que hablen de mi humildad, porque yo soy así. Me lo enseñaron mis viejos".

Así, el delantero de Boca hizo estremecer hasta las lágrimas al conductor, luego de también resistir en vano su llanto, cuando contó el ritual que tiene con sus amigos de la vida: "Yo me junto con mis amigos una o dos veces por semana en el barrio. Tengo cinco o seis amigos, y creo que tres tienen trabajo. Y cuando voy, no me dejan pagar nada. Para mí no cambió nada". Tiempo después, remató: "Yo tengo mis amigos de toda la vida y no entran más. No tuve nunca amigos del campeón, no los dejé entrar a mi vida".

La frase de Tevez que hizo llorar a Fantino: "Yo me junto con mis amigos una o dos veces por semana en el barrio. Tengo cinco o seis amigos, y creo que tres tienen trabajo. Y cuando voy, pagan ellos. Para mí no cambió nada". Tiempo después, remató: "Yo tengo mis amigos de toda la vida y no entran más. No tuve nunca amigos del campeón, no los dejé entrar a mi vida".

Frase tras frase, Carlos Tevez habló cual maestro de la vida frente a Fantino, compartiendo su fórmula para superar los desafíos. "A mí siempre me costó ser lo que soy. Yo me rompo el culo entrenando, con las comidas... Vos no nacés sabiendo jugar. A eso hay que alimentarlo. Si no sabés patear con la zurda, tenes que que quedarte y patear. Si pateás mucho con la zurda, llega un momento que pateás mejor que con la derecha. Si todos los días pateás tiro libro, vas a meter goles. Messi no te metía un gol de tiro libre, y ahora mirá: practicó, practicó. Y Cristiano lo mismo. Esto es aplicable para todos, los que estudian o lo que sea. Queda en uno. Si yo prefería ir al baile y no cuidarme con la comida, seguir de joda, no sería lo que soy hoy", continuó.


OTRAS ENSEÑAZAS Y DECLARACIONES DE CARLITOS
- "Sacrificio es lo que hacía mi viejo, y lo que hacen los laburantes que se levantan a las cinco de la mañana y vuelven a las siete a su casa. A mí me pagan por hacer lo que me gusta, que es jugar al fútbol. El 60 ó 70% de los laburantes va a decir que no le gusta lo que hace".

- "Mis hijas tienen primos, abuelos, mi familia me ayuda. Los primos no tienen todo, le hacen falta cosas. Y eso sirve como ejemplo para que valoren lo que ellas tienen, porque a mí me cuesta. Porque gano equis cantidad de dinero, no hago nada, y se lo hago notar a mis hijas".

- "Hoy el triunfo es la única cosa que cuenta. Podés ganar y perder, pero lo único que importa es ganar. Si no ganás no sé si decir que no sos nadie, pero un poco a eso voy. Perder te tiene que dar la fortaleza para poner los pies sobre la tierra y tener que salir adelante. Hay un rival y tenés que respertarlo, él también se prepara para ganarte. Si te ganan tenés que tener la grandeza de darle la mano".

- "Sirve entrar con hambre de gloria pero no sirve jugar enojado. El enojado es querer ganar de prepo, haciéndote a enojar".

- "Hay que bajar mil cambios para ser respetuosos, Los argentinos vivimos a mil. En Inglaterra van a 40 y nosotros, a 120. Así vivimos, atropellándonos y llega un momento en que la cabeza te explota".

- "En 10 días el tema de la inundación deja de ser noticia. Y la gente tiene que pintar, poner los pisos, los electrodomésticos, pero para la gente afectada los problemas siguen".

- "Cuando voy al Interior, yo quiero ir a los hospitales y pido a los intendentes que me ponga seguridad. Pero ellos quieren venir y sacarse una foto conmigo. Y como les digo que no, me lo niegan. Así estamos".