Agustina Kämpfer, íntima sobre su amor con Jorge Rial: "Un día te das cuenta de que estás hasta el moño"

La periodista habló a fondo acerca de su noviazgo: cómo comenzó el romance y la relación con la prensa. 

Agustina Kämpfer contó todo sobre su relación con Rial (Fotos: Playboy y Archivo Ciudad.com).
Agustina Kämpfer contó todo sobre su relación con Rial (Fotos: Playboy y Archivo Ciudad.com).

Se conocieron -después de todo trabajan en el mismo medio-, se gustaron, tuvieron una primer cita, luego otra y otra, hasta que se enamoraron y hoy viven su noviazgo sin importarles las miradas de los otros. Todo muy normal… si no fuera porque ellos son Jorge Rial y Agustina Kämpfer. Entonces, ese amor llega a las tapas de revistas, programas de espectáculos, noticiero y la lista de medios que se hicieron eco de la relación sigue.

De todo esto habló Agustina en una extensa entrevista con revista Playboy, en la que contó intimidades de su comentado noviazgo: “Llegué a enamorarme de la manera más inesperada, que creo que es lo que hace que sea más atractivo aún de lo que sería si fuera más obvio. Pero cuando hay una persona que no habías visto antes, por más que seamos colegas, por más que trabajemos en el mismo canal, y por más que tengamos un grupo chico de gente en común, no nos habíamos visto personalmente nunca. Entonces, ese número de posibilidades que hacían suponer que no nos íbamos a cruzar, hizo que todo tuviera una cuota de misterio, y que el factor sorpresa jugara a favor. A mí me encanta sorprenderme, no concibo la vida sin sorprenderme a cada rato”.

"Y, bueno, un día te encontrás con que estuviste todo el día hablando con la persona, estuviste toda la semana hablando sin parar; que te quedaste a dormir en su casa; que vino a tu casa cada noche; y te das cuenta de que estás hasta el moño".

Y, bueno, un día te encontrás con que estuviste todo el día hablando con la persona, estuviste toda la semana hablando sin parar; que te quedaste a dormir en su casa; que vino a tu casa cada noche; y te das cuenta de que estás hasta el moño”, reveló con humor, dejando en claro que la relación está en su mejor momento.

¿Qué pasó con los prejuicios que tenía sobre el conductor de Intrusos? “Se derribaron por completo. Pero no porque yo haya hecho un esfuerzo por pensar distinto, sino porque cuando vi la película entera y no solo la foto, entendí el guión de su vida, que es mucho más interesante que aquello que él muestra”, dijo.

Pero admitió que, al comienzo, tuvo sus reparos en cuanto al romance e, indirectamente, hizo referencia a la relación de Rial y Loly Antoniale: “Yo le puse mucho frío al principio porque no quería tener el mismo tipo de exposición que él había tenido en otras ocasiones. No pretendo que nos vayamos a vivir a una cueva, y sé que yo tampoco soy la chica de la esquina. Pero aún así, creo que tiene que haber un equilibrio entre lo que mostrás y lo que guardás para vos. Y me parece que eso quedó claro desde el principio y lo concebimos muy bien”.

Agustina, sobre la exposición en la prensa: "Tiene que ver que con no olvidarte, primero, con aquello que nos da de comer; y con ser respetuoso con el trabajo del otro. Porque también es respetarnos a nosotros mismos.Tal vez, si yo no me dedicara a esto, ni él, lo tomaríamos de una manera más estresante. Sabemos de qué se trata, sabemos cuáles son las reglas".

Cuando el periodista le preguntó si aparecer en la tapa de revista Gente durante un viaje a Chile no es “mostrarse”, Kämpfer explicó su postura sobre la exposición: “La verdad, nosotros sabíamos que estaban ahí, porque nos habían avisado del hotel. Y  hay una cuestión muy ambigua, porque sabés que hay alguien que te gustaría que no esté, pero a la vez se dedica a lo mismo que vos. Y tanto Jorge como yo hemos estado en situaciones de ese lado, en las que las personas en cuestión, que estábamos buscando, tampoco querían que estuviéramos. Y tiene que ver que con no olvidarte, primero, con aquello que nos da de comer; y con ser respetuoso con el trabajo del otro. Porque también es respetarnos a nosotros mismos. Y ahí es cuando sucede la relajación. Tal vez, si yo no me dedicara a esto, ni él, lo tomaríamos de una manera más estresante. Sabemos de qué se trata, sabemos cuáles son las reglas. Y somos espontáneos. Entonces, ahí relajás, y la foto y la tapa y todo…”.