Adrián Suar, íntimo: el apoyo incondicional de Griselda Siciliani, el orgullo por Toto y la locura por Margarita

El director de Programación de El Trece habló de su familia y manifestó la felicidad que siente por este momento de su vida.

Adrián Suar mostró toda su felicidad por la familia que formó. Foto: Web
Adrián Suar mostró toda su felicidad por la familia que formó. Foto: Web

Sus años siempre están cargados de proyectos. Cine, teatro y, por supuesto, televisión. Adrián Suar (47) no para y en un alto de sus múltiples compromisos dio una larga entrevista donde se refirió a las personas más importantes de su vida: su mujer, Griselda Siciliani (37), y sus hijos Tomás (17) y Margarita (3).

"Yo a Toto le daría, como padre, un protagónico mañana, imaginate, pero lo único que le deseo es que arranque de abajo, que se curta, que llore, que se frustre y después salga. Quiero que haga ese aprendizaje".

Feliz por la decisión de que Toto siga como él sus pasos en la actuación, se mostró cauteloso sobre los deseos de su hijo mayor. "Quiero que él encuentre su vocación, que siga su propio deseo. Trato de que mi mirada no lo atormente ni lo apague. Le tengo mucha confianza, creo en él. Busco darle las herramientas necesarias para lo que quiera emprender. Trato de no estarle encima, a pesar de que eligió algo que a mí me gusta, que es la actuación, y me muero de amor que así sea. Yo le daría, como padre, un protagónico mañana, imaginate, pero lo único que le deseo es que arranque de abajo, que se curta, que llore, que se frustre y después salga. Quiero que haga ese aprendizaje", aseguró el director de Programación de El Trece para La Nación Revista

"Margarita es una nena muy especial. No sé de qué está hecha esta nena, pero hicimos algo impresionante. Siento que va a ser una bataclana como la madre. Es divina, inteligente, seductora".

Padre orgulloso, también tuvo palabras de afecto a Margarita, la más chiquita de la familia: "Es una nena muy especial. Se lo decía a Gri el otro día. No sé de qué está hecha esta nena, pero hicimos algo impresionante. Siento que va a ser una bataclana como la madre. Es divina, inteligente, seductora", afirmó, embobado por su hija.

"Griselda siempre dice que soy el mejor comediante. Me lo hizo creer, no es verdad, pero ella me lo dice con una convicción, y me lo creí. Lo mejor que tiene esta pareja, además del amor, no voy a decir que somos fanáticos el uno del otro, porque no es la palabra exacta, pero sí hay un acto de mucha generosidad y amor del uno por el otro".

Sobre Griselda, aseguró que su amor lo hizo no solo mejor hombre, sino que ella su principal alentadora. "Me hizo crecer. Me ayudó mucho en mi carrera, sobre todo en mi carrera como actor. El vuelco que yo hice en los últimos diez años, en esto de empezar a confiar más en mí, se lo debo fundamentalmente a ella. No porque tuviera la autoestima baja ni mucho menos, siempre tuve la autoestima bien alta, pero ella me arengó mucho. Siempre dice que soy el mejor comediante. Me lo hizo creer, no es verdad, pero ella me lo dice con una convicción, y me lo creí. Lo mejor que tiene esta pareja, además del amor, no voy a decir que somos fanáticos el uno del otro, porque no es la palabra exacta, pero sí hay un acto de mucha generosidad y amor del uno por el otro. En lo personal y en lo profesional. Yo soy muy arengador de ella. Griselda no tiene techo, lo que se proponga lo puede lograr. Y eso es extraordinario".

Además, Suar también se tomó un momento para dar por tierra un rumor que lo tildaba de "tacaño": "Esa es una mentira total. Soy un tipo muy gozador, de disfrutar mucho. No tengo ningún vínculo con la plata más que saber que va y viene; que viene y que también se va. En mis comienzos como productor pagaba lo que podía, en ese momento era así y por eso quedó ese mote social de productor actor, pero no es así. Tengo un vinculo muy suelto con el dinero, no me perturba en lo más mínimo", aseveró.

Un Adrián Suar, íntimo.