Abraham Mateo, a solas con Ciudad: "Soy simplón y no pido mucho; una mujer que me haga reír, ya me ha ganado"

Con apenas 20 años, el joven español se consolidó como uno de los artistas más importantes del género urbano.

Abraham Mateo reveló qué tiene que tener una mujer para conquistarlo

Abraham Mateo tiene tan solo 20 años, es uno de los artistas del género urbano más reconocidos a nivel mundial y ostenta unas cifras en redes sociales impresionantes: 5 millones de seguidores en Facebook, más de 2 millones y medio en Instagram ,3 millones en Twitter y más de 2 millones de suscriptores en su canal de YouTube. Con 13 de carrera, el joven español lleva más de la mitad de su vida en los escenarios, que ha compartido con figuras como Jennifer López, Yandel, 50 Cent y muchos otros. 

A pesar de estar despierto desde las 4 de la madrugada tras su arribo a la Argentina, Abraham no pierde la sonrisa ni la simpatía a la hora de charlar con Ciudad sobre su fama, las mujeres, sus amigos por estos lares y el próximo show que dará el 27 de octubre en el teatro Gran Rex, en el marco de su tour XIII. Autoproclamado fanático del alfajor, las chocotortas, el asado y el dulce de leche, este gaditano revela también qué tiene que tener una mujer para ganar su corazón.

-¿Qué es lo que más te gusta de Argentina?

-Conozco solamente Buenos Aires y Córdoba, donde hice shows. Te soy sincero, me encantaría tener más tiempo para visitar lugares y conocer la cultura del país. Estuve por Palermo paseando y me encantó. Ojalá pueda darme ese gusto.

-¿Tenés amistades acá en el país?

-Aquí afortunadamente tengo muchísimos amigos. Lali Espósito, por supuesto, no puede faltar, somos muy amigos y tenemos una conexión muy especial. Y mi amigo Axel, a quien le tengo mucho cariño y mucho aprecio.

-¿Cómo es ser una estrella de la música a los 20 años? ¿Te sentís más maduro que otros chicos de tu edad?

-Realmente no es que me sienta más maduro que los chicos de mi edad, pero mi vida es muy distinta. Siempre me he rodeado de gente mucho más mayor que yo y eso ha hecho que mi madurez crezca al doble de la velocidad. Tengo la suerte de rodearme de gente que me aporta cosas positivas, gente sana y un equipo que es prácticamente mi familia y por eso lo disfruto tanto. Creo que esa es una de las claves para no acabar harto de todo esto: disfrutar y pasártelo bien.

-¿Con quién viajás en la giras?

-Tengo la suerte de poder viajar con mi madre a todos los sitios. Siempre lo digo, ella es mi ‘mamanager’, siempre está conmigo y con ella comparto todo. Tanto lo personal como lo profesional, ella es como una amiga para mí y se agradece mucho tenerla conmigo.

-¿Y cómo lleva tu mamá tu fama que las chicas se te tiren encima?

-(risas) Bien, bien. Ella, encantada, presume de su hijo. Lo vive tan intensamente como yo; lo disfrutamos mucho y crecemos a la par. Ella lleva los mismos años que yo en esto y se ha convertido en una persona importante en los negocios de la industria musical. Quizá le abra un sello discográfico, algo, no sé, Susy Records (risas).

-¿Cómo pensás que reaccionaría si mañana le presentás una novia?

-Pues muy bien, la invitaría a tomarse un ‘cafelito’, le prepararía un pucherito, le cocinaría algo rico. Cada vez que le he presentado una chica, alguna amiga especial, ella siempre la ha acogido con los brazos bien abiertos.

-¿Qué tiene que tener una mujer para conquistarte?

-Es muy simple, tiene que tener buena vibra, sentido del humor, es importante tener feeling con la otra persona. ¿Y qué más? Y ya, es que, en verdad, yo soy muy simplón, no pido mucho. Con que tenga un buen corazón y me haga reír, con eso ya me ha ganado.