Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La terapia grupal de los finalistas de Bailando 2012

Las parejas se encontraron en Sábado Show y charlaron sobre los entretelones del certamen. Además se votó al mejor compañero y al que no se merece llegar a la final.

La terapia grupal de los finalistas de Bailando 2012

Como un grupo de terapia, los 13 finalistas de Bailando 2012 se sentaron en ronda en Sábado Show para charlar y contar los entretelones del certamen conducido por Marcelo Tinelli.

Junto a consignas y encuestas de los conductores, los participantes  fueron contando cómo se sentían en la competencia y hasta hubo algún que otro palito.

Florencia Peña fue una de las que tuvo que afrontar una opinión un tanto incómoda: fue elegida como una de las que no se merece estar en la fina, según el 13 por ciento de sus rivales. Sobre esto ella respondió: “Hay mucho de la imagen y prejuicio del otro, porque no nos cruzamos tanto. "Hay factores como la envidia, celos o simplemente no le caigo bien a alguien. Estoy en la otra punta”. Y si bien la actriz trató de alivianar la cuestión, Beto César no fue nada sutil: “Lo que pasa que vos no salís del camarín. No hay bolonqui entre nosotros. Charlamos, tomamos mate…”.

En la terapia grupal, Marcelo Polino fue elegido como el jurado más incoherente, mientras que Flor Peña fue señalada como una de las que no se merecen llegar a la final.

Otro de los temas que se tocó es el temor general de ir al teléfono contra Paula y Peter, que gozan de mucha popularidad en Twitter. Sin embargo, la pareja desmitificó esa idea. “Los seguidores de Twitter no tienen nada que ver. El año pasado fui dos veces al teléfono y la segunda me fui”, argumentó Pedro. Paula también opinió. “El formato cambia día a día. Nadie se iba a imaginar que Alexandra sea una de las más queridas”, destacó. Los tórtolos, además, fueron elegidos como dos de los mejores compañeros en una encuesta que ganó Cristian U.

Sobre los jurados, uno que se mencionó (bastante), fue Marcelo Polino, votado como el jurado más incoherente. “A mí me hace reir mucho”, confesó Peña sobre el periodista, ¡y se animó a imitarlo! ¿Cómo le caerá al evaluador?