Cinthia Fernández fue a la cancha a ver a Matías Defederico y... ¡terminó a las trompadas! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Cinthia Fernández fue a la cancha a ver a Matías Defederico y... ¡terminó a las trompadas!

Según Crónica, un hincha la insultó y ella, que estaba alentando a su ex, no pudo contener su enojo. Los detalles.

Cinthia Fernández fue a la cancha a ver a Matías Defederico y… ¡terminó a las trompadas! (Foto: Web)

Cinthia Fernández vivió una tarde para el olvido. El lunes la modelo fue a ver el partido de Huracán y Atlético Tucumán en el estadio Tomás A. Ducó para presenciar el retorno al campo de juego de su ex novio, Matías Defederico, tras una larga inactividad por una lesión. Sí, más allá de que hoy por hoy no son pareja, mantienen una muy buena relación, y como era un día especial para el delantero, ella fue a alentarlo junto a la familia del jugador.

Todo marchaba bien. No dejaba de ser un partido más de fútbol. Huracán ganaba 1 a 0 a falta de pocos minutos. Sin embargo, en el final del partido, llegó el baldazo de agua fría: gol de Atlético Tucumán. Y la gente del Globo explotó de bronca.

Según el diario Crónica, Cinthia Fernández fue reconocida por un hincha de Huracán, generando una catarata de insultos hacia ella a la salida del estadio: “Tu novio es un desastre, vino todo roto”, le habrían gritado, entre otras cosas. Y ella, sin pelos en la lengua, le habría respondido: “¡Chupal...! ¡Chupal…!”.

Pero eso no es todo. Acto seguido, la modelo, muy enojada, corrió casi 40 metros hacia el hincha que la había insultado y comenzó a pegarle. El hincha, al no entender la situación, no reaccionó.

Finalmente, un grupo de personas separó a la modelo del hincha y la metieron dentro del automóvil que la transportaba. Por suerte, el hecho no pasó a mayores…

Por su parte, Cinthia aclaró la situación a través de Twitter: “Ayer a la salida del partido estaba con mi sobrino en el auto y mi suegra (N de la R: le dice suegra a la mamá de su ex) y empezaron a tirarnos piedras. Uno vino a insultarnos y yo salí a sacarlo al pibe que vino y gracias a Dios la gente de la salida me ayudó. ¡Se portaron muy bien! Solo quería aclarar eso que yo tenía que reaccionar porque había una criatura cerca. Un tonto hay siempre".

TE PUEDE INTERESAR