Florencia Peña y su faceta más tierna: la imperdible producción de fotos con sus hijos

La actriz protagonizó una sesión fotográfica con Tomás (9) y Juan (4) para la revista Luz, donde además habló de todos los temas. 

En su larga trayectoria como actriz, Florencia Peña interpretó muchos papeles pero hay uno que es el que más disfruta… y se da fuera de los escenarios: el de mamá. Así lo explicó ella misma en una entrevista que brindó a la revista Luz.

“Adoro ser mamá. Es un rol que me tomo con mucha tranquilidad, me hace muy feliz y me convierte en mejor persona cada día que pasa”, afirma sobre su relación con sus hijos, Tomás (9) y Juan (4).

La educación de sus hijos:"No voy a prohibirle o gritarle como una loca que no tiene que consumir drogas. Prefiero que hagan todo con conciencia". 

Flor posó junto a ellos en una tierna producción de fotos para la publicación y confiesa: “Estoy muy lejos del arquetipo de mamá. Soy como la anti madre: rompo los moldes, soy atípica. Crío a mis hijos con mucha libertad; me gusta que entiendan las consecuencias de sus propios actos”.

Por eso, Peña cuenta que en su hogar no hay horarios y que prefiere no retar a sus hijos cuando no quieren hacer las tareas porque “lo dejo para que al otro día tenga que bancarse lo que le diga la maestra”.

Al ser consultada por Luz sobre el tema de las drogas, el alcohol y los excesos en su educación, ella asegura: “Con Mariano somos dos personas muy sanas y eso es algo que se transmite. Prefiero que  mi hijo experimente lo que tenga que experimentar. No voy a prohibirle o gritarle como una loca que no tiene que consumir drogas. Prefiero que hagan todo con conciencia. Estoy segura de que les doy las herramientas necesarias para que encuentren el mejor lugar, el que los haga más felices”.

Sobre los rumores de reconciliación con su marido: "Por ahora no estamos juntos, y sí compartimos mucho".

Por último, se refiere a la separación de su pareja, Mariano Otero, y a los rumores que hablan de una reconciliación: “Nuestro distanciamiento fue un gran aprendizaje. No podría decirte en dónde vamos a terminar, sólo sé que necesitábamos este espacio y mirarnos desde otro lugar. Estamos viviendo el aquí y ahora (…) Hay una sensación en el aire de que volvimos pero es que no entienden que ha intermedios. Por ahora no estamos juntos, y sí compartimos mucho”.