Martín Demichelis rompe el silencio: "Le pregunté a la madre y me dijo rotundamente que no es hijo mío"

El futbolista habló con Ciudad.com sobre el rumor de una supuesta paternidad no reconocida sobre un chico de 14 años, de Justiniano Posse, el pueblo cordobés del que es oriundo. Y además se refirió a la versión de posible pedido de ADN sobre el hijo que espera Evangelina Anderson.

Se lo escucha tranquilo. Pero dolido. Se lo oye entero. Pero enojado. Martín Demichelis atiende el llamado de Ciudad.com desde la localidad alicantina de Campoamor, en España, donde el primer equipo del Málaga comenzó a realizar la dura pretemporada que lo tendrá participando de la Champions League, el torneo de clubes más importante de Europa. Pero por estos días su cabeza no puede estar enfocada 100% en el deporte que ama. El motivo: los constantes rumores que sobrevuelan su separación de Evangelina Anderson, con quien tiene un hijo (Bastian, de 3 años) y espera el segundo (la modelo está embarazada de tres meses).

"Mi relación con Patricia duró cuatro meses. Y no fue cuando yo tenía 17 años, sino cuando tenía 15 y ella, 19".

En medio de ese sinfín de versiones escandalosas, el domingo se despertó con una que colmó la paciencia del futbolista: la aparición de un "supuesto hijo" del jugador en Justiniano Posse, el pueblo cordobés del que es oriundo. El chico, Facundo, de 14 años, figura en el Registro Nacional de las Personas como hijo de Patricia del Bianco y Norberto, su esposo, con quien además tiene una hija y está embarazada de otro. Sin embargo, el rumor se basaba en lo que se comenta en la pequeña localidad, de 9.000 habitantes, y en el parecido físico del menor con el ex defensor de River.

Ningún protagonista habló hasta hoy. Por eso este sitio se comunicó con Demichelis, para conocer su verdad.

"Me enteré de la noticia el domingo por la tarde en una nota que me llegó a través de Twitter. Y bueno, imaginate mi reacción en ese momento, porque en 31 años de edad te puedo asegurar que nunca ni a mí, ni a mi familia, ni a mis amigos nos golpearon la puerta o hicieron sonar el teléfono para que reconozca el hijo de Patricia. Si bien hay algunos datos certeros en la nota, como que tuvimos una relación cuando yo era joven, la relación no fue cuando yo tenía 17 años, sino cuando tenía 15. Y tengo la seguridad porque fue el año en que falleció mi mamá", es lo primero que aclara Martín.

"Fabiana, mi hermana mayor, se contactó con Patricia para saber si lo que se decía era verdad. Pero el "no" fue contundente, rotundo. Le dijo que ese hijo no es mío sino de su actual esposo, y que no podía creer lo que se estaba diciendo en los medios".

"Después en la nota hay disparates, como que mi papá tiene llegada al chico y lo va a ver practicar algún deporte, o cuando dicen que yo lo reconocí y le paso un dinero mensual a través de mi hermana", desmiente enérgicamente. Y agrega: "Estando a la distancia, lo primero que hice fue ponerme en contacto con ella (por Patricia), y envié a Fabiana, mi hermana mayor, con quien Patricia tuvo una relación porque uno de mis sobrinos fue compañero de colegio de su hijo. Entonces mi hermana se contactó con ella para saber si lo que se decía era verdad, saber si ese chico es hijo mío y, de ser así, ponerme a total disposición de ella y su familia. Pero el "no" fue contundente, rotundo. Patricia le dijo que ese hijo no es mío sino de su actual esposo, y que no podía creer lo que se estaba diciendo en los medios, porque ella no había hablado con nadie".

-¿Cuál fue tu reacción al ver lo que se iba difundiendo por los medios?

-El lunes, cuando algunos medios volvieron a hacer énfasis en esa noticia y hablaron con total displicencia y libertinaje, sin que ninguna de las fuentes directas fueran consultadas, esta vez Patricia se contactó con mi hermana para pedirle un poco de paz y saber quién estaba armando todo esto. Mi hermana le volvió a pedir que le dijera la verdad, que se sincerara con una mano en el corazón y le dijera si ese chico podía ser mi hijo, y ella le reiteró que no. Además ella está embarazada ahora y todo esto le hace mal, porque un pueblo tan pequeño como Justiniano Posse se revolucionó con esta noticia, y ella y su marido tienen que seguir yendo a trabajar, y el chico tiene que seguir yendo al colegio, por lo que no pueden llevar una vida normal.

"Si algún día me solicita un ADN, aceptaría hacérmelo. ¿Cómo voy a intentar negar o ausentarme de algo así? Creo que no maté a nadie... Pero si la propia mamá, en reiteradas ocasiones dice que no rotundamente, creo que más que eso no me puedo permitir hacer".

-¿Por qué decidiste hablar públicamente?

-En primer lugar para cuidar la intimidad de esta familia, que está atravesando un mal momento, porque si hubiera llegado a ser verdad que es hijo mío, a nadie le gustaría enterarse por los medios, entonces es una falta de ética, respeto y moral lo que estan haciendo muchos medios con tal de tener más rating o vender más revistas o diarios. También salgo a hablar por Evangelina, que hace dos semanas que no para de escuchar barbaridades. Y por último, también lo hago por mí.

-En la información original que se dio a conocer, se comentó que Patricia del Bianco en ningún momento habría querido darte a conocer esta supuesta paternidad, y que ante los rumores que había en el pueblo por el parecido físico de Facundo, fuiste vos quien se contactó con ella para conocer la verdad, y ella te lo habría reconocido pero pidió que no le dieras el apellido. ¿Esto fue así?

-No, nunca hubo un acercamiento de ninguna de las partes hasta este domingo, cuando se difundió la noticia. Ni siquiera habíamos tenido la posibilidad de cruzarnos en el pueblo después de haber sido noviecitos de la adolescencia. Y mirá que es difícil no cruzarse en un pueblo tan chico...

-¿Cómo reaccionó tu familia?

-Mi hermana Fabiana el domingo me dijo: "Martín, te pido que con una mano en el corazón me digas si esto es verdad, porque no puedo creer que este chico haya sido compañero de Santi (uno de mis sobrinos), haya jugado mil millones de veces con él en sus tiempos libres y hasta haya venido a casa, sin saber esto". Y yo le dije que no, que justamente por eso le pedía que se lo preguntara a ella. Entonces cuando habló con Patricia, la mujer le dijo: "Fabiana, si no me creés a mí como madre de familia, que vos también lo sos, preguntale a tu hermano si alguna vez yo, en 14 años de vida que tiene el nene, le dije algo a él o le recriminé o le reproché algo con respecto a este hijo".

Sobre el hijo que espera Evangelina Anderson: "Viajamos a Argentina sabiendo que Evi estaba embarazada. Es un hijo que buscamos. Llegamos a Buenos Aires un lunes y el viernes tuvimos turno con un el obstetra, quien nos confirmó el embarazo, porque nosotros habíamos hecho el test".

-¿Cuánto duró tu relación con Patricia?

-Cuatro meses más o menos. Yo tenía 15 años, estaba por cumplir los 16 en diciembre, y ella tenía 19. Me llevaba tres años y medio.

-¿Y más allá de que nunca lo habían hablado, te había llegado el rumor que había en Justiniano Posse sobre el parecido físico entre Facundo y vos?

-Sí, el rumor me había llegado, porque te imaginarás que en un pueblo chico como Justiniano Posse, cuando surge algo así, la bola no para de correrse hasta que no lo sepan los 9.000 habitantes, pero nunca pasó de ahí. Hasta que ahora decidí averiguar si era cierto, y Patricia le dijo a mi hermana que no.

-¿Más allá del "no" de Patricia, a vos te queda la duda de que sea ella misma quien no quiera darte a conocer la verdad, o que no quiera hacer un examen de ADN porque está convencida que es hijo de su actual esposo?

-La verdad que no sé, porque sería imposible meterme adentro de la cabeza o el corazón de una persona o una familia. Yo lo que hice fue ponerme a total disposición de ella y su familia desde que esto empezó a difundirse en los medios. Pero si la propia mamá, en reiteradas ocasiones dice que no rotundamente, creo que más que eso no me puedo permitir hacer.

"Es una falta de respeto que algunos digan que después de haber firmado un convenio, Evangelina levantó la mirada y me dijo "estoy embarazada", poniendo en discordia a un supuesto tercero porque no me dijo "vas a ser papá". Creo que son cosas que lamentablemente siguen ensuciando a una separación que llegó en buenos términos".

-¿Si la madre te hubiera dicho que tiene la duda, habrías aceptado hacer un examen de ADN?

-Sí, claro. ¿Cómo voy a intentar negar o ausentarme de algo así? Creo que no maté a nadie... Si ella me lo hubiese pedido o en algún momento futuro me lo solicita, estoy a entera disposición de esa familia.

-También se dijo que le pasabas plata a ella a través de tu hermana...

-Es otro total disparate. No sé cómo estará económicamente esta familia, pero si tienen una casa o un trabajo, es por mérito propio de ella y su marido, que son dos trabajadores, y no por cosas mías. Yo jamás en mi vida le pasé dinero a esta familia.

-¿El hecho de que se vea al chico parecido a vos cuando eras joven, te hace dudar?

-Es algo que también hablé con mi hermana, porque es verdad que en la foto que se difundió hay un cierto parecido, pero también la madre tiene los rasgos muy parecidos a los míos y quizás eso genere la confusión.

 

SU SEPARACIÓN DE EVA ANDERSON Y MÁS RUMORES

-¿Hablaste sobre esto con Evangelina?

-Sí, lo hablé con ella, porque hace dos semanas que no paran de decir barbaridad tras barbaridad. Y le dije lo mismo que estoy comentando en esta nota: en estos 14 años nadie me tocó la puerta de casa o me llamó a mi celular para decirme que tengo un hijo. Evangelina lo supo entender, aunque estaba dolida por todo lo que se estaba diciendo.

-También en estos días se rumoreó que vos podías llegar a pedir un examen de ADN para reconocer la paternidad del hijo que está esperando Evangelina. ¿Esto es verdad?

-No, es otra barbaridad de las que se vienen escuchando hace dos semanas. Con el agregado de que hay un embarazo y una separación en el medio. Y eso fue la gota que rebasó el vaso, porque nosotros viajamos desde España hacia Argentina sabiendo que Evi estaba embarazada. Es un hijo que buscamos. Llegamos a Buenos Aires un lunes a la noche y el viernes tuvimos turno con el obstetra Sebastián Neuspiller, un gran profesional, quien nos confirmó el embarazo, porque nosotros habíamos hecho el test de embarazo. Y nos dijo que todo marchaba bien. Por eso es una falta de respeto que algunos se tomaran el atributo, sin conocimiento alguno, de decir que después de haber firmado un convenio ella levantó la mirada y me dijo "estoy embarazada", poniendo en discordia a un supuesto tercero porque no me dijo "vas a ser papá". Creo que son cosas que lamentablemente siguen ensuciando a una separación que llegó en buenos términos, y que nos generan mucha tristeza tanto a Evangelina como a mí como a los que nos quieren. Y además sabiendo que tenemos un hijo maravilloso que está triste por la separación de sus padres.

Dale play y escuchá un fragmento de la nota exclusiva con Martín Demichelis.