A Germán Palacios se le juntó el ganado - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

A Germán Palacios se le juntó el ganado

Es el nuevo galán de América.  Todos los capítulos lleva a la cama a una "chica Olmedo", pero ahora sus amantes se están haciendo amigas de su esposa. 

 

Digamos que la vida de Martín Montesalvo, el personaje que interpreta Germán Palacios en "Mitos – Crónicas del amor descartable", no tiene de qué quejarse: su mujer en la ficción es la hermosísima Florencia Raggi, pero no conforme con esto, disfruta con los grandes sex simbols de los años ´80.

 

En el primer episodio, su presa fue Susana Romero.  Con ella probó sus primeras armas de seducción clandestina y con un trabajo fino terminó conquistándola sin siquiera despeinarse.

 

Pero en el episodio de ayer, el su mundo de mujeriego y el de padre de familia ejemplar se mezclaron: Silvia Pérez, otra "chica Olmedo" se mudó al lado de su casa y para colmo se hizo amigo de su esposa.

 

Pero como Silvia aún no pasó por sus sábanas –aunque es su gran cuenta pendiente- Martín creyó que la sangre llagaría al río.  Pero cuando se enteró que Susana Romero, su primer amor, era amiga de Pérez y que las dos estaban haciendo buenas migas con Raggi, todo cambió.

 

Ahora debe lidiar con media docena de amantes famosas y con una esposa que de a poco desconfía de las artimañas de su marido.  Una situación no deseada por nadie que demuestra que tanto en la vida como en la ficción, el mundo no deja de ser un pañuelo.

 

Washington Zelada

TE PUEDE INTERESAR