Luís Ventura contra Gerardo Sofovich

El periodista chimentero apuntó fuerte contra el ex Polémica en el Bar. ¿Por? Dice que está perdido por su separación y que le va mal en Carlos Paz.
En una punta de la extraña mesa que hoy almorzó con Mirtha Legrand estaba sentado el periodista de espectáculos Luís Ventura. Enfrente lo miraba una incómoda Eunice Castro, a su lado se ubicó el gobernador Alberto Rodríguez Saá, y en diagonal el periodista Luís Majul; algo así como una ensalada. Por ese motivo, los primeros minutos de Luís en esa comida estuvieron destinados a acoplarse a las críticas promovidas por la conductora, Majul y "el Alberto" hacia el gobierno.

No obstante, tiempo después y por decisión de la conductora, retornó a su rol de chimentero y se dedicó a hacer lo que más le gusta: no hablar de cine, teatro y televisión, sino matar a Gerardo Sofovich.

Todo empezó por una inocente pregunta de la señora: "¿Y que está pasando en Carlos Paz? ", le dijo ella. E inmediatamente Ventura respondió con un extenso monólogo: "Lamentablemente no es de las mejores temporadas, no veo en Carlos Paz la gente que veo acá. Florencia (De la V), que mete mil trescientas personas, y tres espectáculos más son los únicos que están funcionando", empezó diciendo y enseguida se metió de lleno en el tema que más le gusta.
"Gerardo (Sofovich), que se fue con una buena inversión, para mí va a ser el fracaso más rotundo del verano. Está descontrolado. Este fin de semana, por ejemplo, tuvo un incidente en el Casino con Pablo Layus (notero de "Intrusos en el espectáculo")".

Mirtha pareció querer más y lo incentivó a continuar al mando de una pregunta previsible: "¿La separación influye?". "Creo que la separación es consecuencia de lo que él está viviendo, de su último rendimiento como productor", respondió Ventura.

Y la charla siguió su curso porque "la Chiqui" quiso saber sí Gerardo continuaba haciendo el monólogo en su espectáculo. "Arrancó con treinta y siete minutos y ahora está con doce, y dicen que habla muy mal de la ex mujer. El espectáculo es bárbaro, salvo lo de Gerardo, él está falto de velocidad, falto de impronta, con un tono repetitivo.", y no pudo continuar enumerando más defectos porque la Legrand lo paró en seco con una nueva pregunta: ¿y a ustedes cómo les va?

Ahí Luís se vio en aprietos y tuvo que terminar aceptando que "no nos va bien, pero tampoco mal". Para otra vez, Luís deberá tener más cuidado porque, ya lo dice el refrán que dicta "mírate y habla de ti, antes de hacerlo de los demás".