Hotel Big-Brother: ofrece imágenes en vivo de sus huéspedes

El Christopher s Inns queda en Londres y sus clientes son filmados las 24 horas. ¿Te animarías a hospedarte ahí?

Es, claro está, el primer hotel en su tipo: Christopher s Inns ofrece la posibilidad de que cualquier persona siga por Internet en vivo y las 24 horas del día sin interrupciones lo que pasa en una de las habitaciones de su albergue.

Por ejemplo, se puede ver lo que pasa en una habitación para 14 personas, en las que duermen al menos 10 y entretenerse observando cómo un grupo de turistas borrachos intentan subir a las camas.

Lo único que tenés que hacer para disfrutar de esta especie de reality es registrarse gratis en su web: stchristopherslive.com

"Empezamos con esto en verano porque pensamos que es bonito darles a los huéspedes la oportunidad de ver antes de su visita cómo son las cosas en nuestro albergue", dijo a dpa

El gerente del hotel, Gerome Lefebvre, explicó a la prensa que empezaron a ofrecer esto "porque pensamos que es bonito darles a los huéspedes la oportunidad de ver antes de su visita cómo son las cosas en nuestro albergue"

Para no dar una apariencia de que esta medida sólo rompe con la privacidad de las personas, Lefebvre aclaró que "además, los clientes que vienen de Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos, que permanecen más tiempo lejos de casa, pueden mantener el contacto con sus familias. Muchas veces se compran un par de cervezas y brindan por sus seres queridos en alguna fiesta familiar en Sydney o Texas".

Eso sí, no se hace nada sin el consentimiento de los clientes. Los huéspedes saben que los van a filmar y para ello deben firmar además antes de ingresar que están de acuerdo con la videovigilancia las 24 horas.

Desde el Christopher s Inns aseguran que "hasta ahora no hubo ningún incidente, ningún delito ni nada por el estilo".

Por ahora, y según los empleados del hotel, la habitación que tiene las cámaras no tuvo demasiado éxito: "Por lo general es la última que todavía tiene plazas libres. Y en los casos en los que la gente necesita una cama a toda costa, terminan durmiendo ahí cuando les da absolutamente igual si están siendo filmados o no".