Señores ¿quieren más sexo? ¡Vayan a lavar los platos!

Según una investigación norteamericana, los maridos que hacen más tareas domésticas consiguen más sexo con su pareja.

No sé quién le habrá pagado al psiquiatra Joshua Coleman para hacer esta investigación. Alguna mujer harta de juntar los soquetes de su marido y llevarlos hasta el lavarropas. Seguro.

La cosa es que según Coleman "Las mujeres muestran mayores sentimientos de interés sexual y afecto por sus maridos si participan del trabajo y el mantenimiento de la casa". Se refiere a lavar los platos, limpiar el baño, hacer la cama (esas cosas, ustedes saben).

Es que parece que cuanto más hace el caballero en la casa, más contenta se pone su mujer. Y dice la psicología que cuando las mujeres se ponen contentas, quieren sexo. Incluso con sus maridos.

Hasta aseguran que el largo anhelo de las mujeres por tener hombres que hagan el trabajo doméstico las llevó a fantasear (sexualmente, obvio) con señores semidesnudos agarrados de una escoba o con delantales y guantes. Y cosas así.

Como sea, es una nueva perspectiva, una linda manera de ver las cosas: hombres ustedes pueden pensar que a cambio de una buena lustrada de pisos pueden llegar a obtener... Mmmm no sé, ¿algún favor oral? Quién sabe.

Propongo que empiecen por ponerle onda al quehacer hogareño, según el Dr Coleman lo demás llegará solo. No cometan la barbaridad de querer ir de frente a negociar tareas domésticas a cambio de retribuciones sexuales. ¿O sí? A lo mejor no es tan mala idea. ¿Alguien probó?

¡Los espero por mi Facebook!