La nena que si llora, se muere

Una pareja de Reino Unido vive aterrorizada ante la posibilidad de que su hija llore. Si lo hace, puede morir.

Tianne Lewis, tiene sólo dos años y sufre una extraña enfermedad que no le permite llevar una vida normal. Si llora o se sorprende por algo, corre riesgo de morir.

La nena sufre RAS (Reflex Anoxic Seizure), un mal bastante infrecuente que no permite la circulación de la sangre al cerebro cuando algo le sorprende o le hace llorar.

Sus padres, Andy McHugh y Ceri Lewis explicaron en la BBC que cualquier cosa que haga llorar a su pequeña puede parar su corazón: "Su corazón puede detenerse cuando llora y tenemos que darle golpes, por muy duro que suene, para no perderla".

Los médicos descubrieron el mal en la niña cuando tenía 18 meses y le dieron pocas esperanzas de vivir.

"Nos dicen que si tardamos en hacerla reaccionar (cuando sufre los primeros espasmos que pueden llevarla a que su corazón se pare) más de 10 o 15 minutos, podríamos perderla", agregaron los progenitores de Tianne.

Lo peor es que no hay una solución 100% eficaz para este raro síndrome, que es padecido por el 39% de los pequeños diagnosticados con epilepsia. Se estima que ocho de cada mil niños lo padecen en el mundo y la mayoría de casos se dan entre los seis meses y los dos años.