El secreto ya es récord

El filme nacional más visto desde el ´75 Superó a "Manuelita" y sigue arriba.

Se veía venir hace semanas y finalmente, en algún momento del martes, sucedió. Al superar los 2.320.000 espectadores, El secreto de sus ojos se convirtió en la película argentina más taquillera de los últimos 34 años. Esa era la cifra de espectadores que había llevado Manuelita, en 1999. Lejos está, claro, de Nazareno Cruz y el lobo, el filme de Leonardo Favio de 1975 que, con 3,4 millones de espectadores, ostenta el récord nacional.

Si bien hay diferencias entre las mediciones de las cifras históricas, con las que se vienen haciendo en la última década y media -antes las media el Instituto de Cine, ahora también lo hacen empresas privadas-, las cifras del filme sorprenden todavía más teniendo en cuenta la menor cantidad de cines, la baja generalizada en la concurrencia y las decenas de otras opciones de entretenimiento. Sin contar, claro, el fenómeno de la piratería.

El secreto... logró dos proezas el mismo día: además de superar el récord de Manuelita, logró volver a colocarse en el primer lugar de la taquilla local en su décimocuarta semana. Tras un fin de semana en el que había sido sobrepasada, por muy poco, por El juego del miedo VI, el filme argentino recuperó la punta que había perdido tres semanas atrás y, al fin de la jornada del miércoles, habrá sumado otros 40 mil espectadores más durante "la semana" que concluyó ayer.

Tras superar a Manuelita, hay tres nuevos objetivos en la carrera comercial ya histórica del filme: Martín Fierro, de Leopoldo Torre Nilsson, que llevó 2,4 millones de espectadores en 1968; Juan Moreira, de Favio (llegó a los 2,5 millones en 1973) y El santo de la espada, también de Torre Nilsson, que subió hasta los 2,6 millones de espectadores allá por 1970.

Un dato que seguramente impactará a Campanella es que, en su consistente subida, El secreto... acaba también de superar a La tregua, de Sergio Renán, una de las películas que el director más admira de las del cine nacional, y que había llevado 2,2 millones de personas en 1974.

¿Hasta dónde llegará El secreto de sus ojos? Imposible saberlo. Si bien varios tanques de taquilla esperados para estas semanas (Luna nueva, Los fantasmas de Scrooge, 2012, Avatar) la harán descender en el ranking, hay que tener en cuenta que se vienen diversas ceremonias de premiación (incluyendo los Premios Clarín Espectáculos) en los que es máxima favorita. Y claro, la posible nominación al Oscar -o un eventual triunfo-, hecho que, históricamente, siempre le otorgó un nuevo impulso comercial a las películas.«