Claudia Fernández presenta a su hija mía

La historia de amor fluyó de manera natural: se conocieron, se enamoraron, se casaron y tuvieran una hija. Así, Claudia Fernández y Leonel Delménico podrán contarle a Mía, su beba recién nacida, la llegada de su nacimiento.

Nació por cesárea en la Clínica Suizo Argentina, pesando más de cuatro kilos, aún cuando su mamá decidió atravesar casi ocho horas de parto con el cometido de conseguir un parto natural.

Sin embargo, el peso de Mía, y un enredo con el cordón umbilical, derivaron en la cesárea. "Mía es la luz de mi vida, es hermosa y es parecida a los dos", declaró la vedette a poco de dar a luz a su primogénita.

A continuación la uruguaya aseguró que no escondería a su hija de los flashes de los fotógrafos y de las cámaras televisivas: "No voy a salir del Sanatorio con ella envuelta para que nadie le vea la cara. Ella es Mía, mi hija, y quiero compartir con todos esta felicidad", aseguró.

Por otra parte se manifestó ansiosa por estar en su casa junto a su marido y su hija, y expectante de que Mía empiece a disfrutar del cuarto que ella misma le preparó: "Lo hice yo misma con estilo clásico y toques modernos y románticos", concluyó.