La Biblia, sólo para adultos

Un cómic recrea los pasajes más polémicos y escandalosos de la Biblia.

Desde todos los tiempos, La Biblia, el libro más vendido de la historia, ha sido fuente de inspiración para grandes artistas, aunque nadie se había atrevido a plasmar las historias que allí se relatan de una forma tan escandalosa, hasta ahora.

El artista estadounidense Robert Crumb, controvertido padre del cómic underground, plasmó los pasajes más impúdicos de la Biblia en una polémica obra. Aquellos que incluyen incesto, violación, adulterio, prostitución y asesinato.

¿Qué cosas podemos encontrar en esta "Biblia apta sólo para adultos"? La historia de las hijas de Lot que emborracharon a su anciano padre para acostarse con él y que las dejó embarazadas. La de Dios mató a Onán por "derramar su semilla en la tierra" en vez de tener hijos con la viuda de su hermano y la de Judá que se acostó con su nuera tomándola por una prostituta. Además, figuran costumbres aceptadas de la época, como tener dos mujeres o tomar a una esclava para asegurarse la descendencia.

Robert Crumb trabajó durante cuatro años, obsesivamente, con la intención de mantenerse lo más fiel posible al volumen original y de "respetar un texto tan venerable", aunque no lo considera sagrado según declaró, ya que para él, el Génesis no es "la palabra de Dios", sino la compilación de "historias y leyendas tribales" elaborada por la casta sacerdotal hebrea en el periodo babilónico (600 a. C.).

El resultado final, se llama Génesis, y su versión en español salió a la venta la semana pasada, editado por La Cúpula, con una tirada inicial de 5.000 ejemplares. Eso sí, todavía no se sabe cuándo llegará a la Argentina.

Cuando empezó con este proyecto, Crumb aseguró al diario inglés The Guardian que no buscaba ofender sino sólo dibujar lo que estaba en la Biblia y que era sorprendente lo que se encuentra en la Biblia cuando se lee realmente a fondo.

Sobre esto, Crumb dijo: "Mi intención es la de exorcizar el poder de la Biblia, iluminar el texto ilustrando hasta el más mínimo detalle, para que la gente vea lo que verdaderamente hay ahí: violencia, abuso de poder, incesto... el ser humano en su estado más ruin. Al estudiarlo, me he dado cuenta de que hemos pasado por alto el papel de tantas mujeres fuertes que fueron las verdaderas impulsoras de los linajes del pueblo hebreo".

El autor evitó ridiculizar el texto original y fue respetuoso con la literatura bíblica, hasta el punto de prescindir incluso de exhibiciones genitales: "No he necesitado emplear la sátira -explicaba durante una presentación en París. El Génesis es lo suficientemente grotesco por sí mismo. Que millones de personas se lo tomen tan en serio y lo utilicen como fuente de guía moral es una locura", disparó Crumb.

Antecedentes. Robert Crumb no fue pionero en su iniciativa: el primer cómic bíblico data del siglo XIV. Según los expertos, la Biblia de Velislav, con más de 700 ilustraciones, constituye el primer cómic del mundo. Es que en una época en la que pocos sabían leer, narrar la historia bíblica en imágenes para que todos pudieran entenderla era la mejor opción.

En 1978, la editorial Bruguera publicó la Biblia en formato historieta con el fin de difundirla entre los jóvenes. Otras editoriales como SM (1982), Montena, (1983) y Plaza & Janés (1987) hicieron lo mismo.

Otra versión, que causó furor, fue la Biblia manga, del británico-nigeriano Siku, donde Moisés o Jesús se convierten en superhéroes de estética nipona. Ha vendido más de 30.000 ejemplares en el Reino Unido.