Huelga de sexo a hasta no tener derechos femeninos

Una medida extrema. Las mujeres de Tonga quieren dejar sin sexo a sus parejas hasta que no les reconozcan sus derechos femeninos.
Cansadas de que el gobierno no le otorguen los derechos que les corresponden como a cualquier hombre y luego de que éste no ratificara la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, las mujeres tonganas analizan el comienzo de una huelga de sexo.

La idea de la medida provino de la Sociedad Americano-Tongana, cuyo director dijo que en la actualidad la mujer en el Reino de Tonga es un ciudadano de segunda que, entre otras cosas, no puede ser propietaria de la tierra.

Sione Mokofisi, al mando de la Socidad Americano-Togana y residente en Estados Unidos, cree que esta situación "es inmoral" y afirmó que "está mal que se niegue a una clase de ciudadanos los derechos que se reconocen a otra".

Tal como se vive en el reino de Tonga, la población femenina no tiene muchas más opciones para mejorar su condición porque carece de poder real.

En 2008, el rey George Tupou V de Tonga había anunciado que iba a ceder de a poco la mayoría de sus poderes, una promesa hecha con anterioridad por la Corona a una población pobre que demanda reformas democráticas.

Tonga es la última monarquía feudal del océano Pacífico sur y tiene una población de 119.000 habitantes distribuidos en más de un centenar de islas que ocupan 718 kilómetros cuadrados de territorio.