La película más cara de la historia

Avatar, la epopeya fantástica y de ciencia-ficción escrita y dirigida por James Cameron, será la película más cara de la historia del cine, al menos en cifras actuales sin tener en cuenta la inflación.

El presupuesto de la película alcanza los 500 millones de dólares, 350 para su realización y 150 invertidos en publicidad, según datos que revela el New York Times.

Para hacer realidad Avatar, Cameron invirtió 15 años y hasta dinero de su propio bolsillo. Aunque la inversión fue tan cara que 20th Century Fox, buscó otras compañías para que la ayudaran a financiar el proyecto.

Ahora, la superproducción necesitará de un gran taquillazo para empezar a dar beneficios o, al menos, cubrir los costos. Se espera que Avatar genere unos 400 o 500 millones de recaudaciones sólo en su exhibición comercial en las salas de Estados Unidos.

Igual, si el film llega a fracasar (en términos económicos) Cameron tiene un plan B para intentar recuperar la inversión: vender la tecnología de efectos visuales y en 3D desarrollada expresamente para el film a otros estudios.

El director ya tiene antecedentes en hacer superproducciones. Titanic, rodada hace doce años, costó más de 200 millones de dólares, sin tener en cuenta los gastos de promoción.
¡Mirá el trailer de Avatar en vxv.com!